Días
Horas
Minutos
Segundos

¿Podré viajar con mi DNI a Reino Unido tras el Brexit?

Los turistas que visiten el país a partir del 31 de enero seguirán teniendo cobertura sanitaria o roaming al menos hasta final de año

Pasajeros en el aeropuerto londinense de Heathrow.
Pasajeros en el aeropuerto londinense de Heathrow. Bloomberg

Más de tres años después de que se celebrara el referéndum del Brexit, Reino Unido abandonará este viernes definitivamente la Unión Europea y, entre muchos otros ámbitos, su salida del bloque comunitario afectará a la movilidad de los turistas y viajeros de un lado y otro del Canal de La Mancha.

Un aspecto especialmente clave para España teniendo en cuenta que el 22% de los turistas que visitan el país –más de 18,5 millones en 2018 según el INE, a falta de datos definitivos de 2019– proceden de Reino Unido, lo que lo sitúa como el emisor número uno de turistas hacia nuestro país. Los españoles también tienen las islas británicas como lugar predilecto: más de 2,5 millones las visitaron en 2018, lo que hace que España sea el quinto país emisor más importante, según datos del Gobierno británico.

A pesar de que la ruptura entre los dos bloques tendrá lugar el próximo 31 de enero, todos los derechos relativos a la libre circulación de personas, ya sea por turismo o por viajes de trabajo, se mantendrán hasta el final de periodo transitorio que comienza este sábado 1 de febrero y se prolongará, al menos, hasta el 31 de diciembre. ¿En qué se concreta eso? ¿Será necesario viajar con el pasaporte? ¿Se mantendrá el roaming? ¿Qué ocurre si tiene una urgencia médica? ¿Y si viaja con su coche, le cubrirá el seguro? A continuación, las respuestas.

Desde el momento en que Reino Unido abandone este viernes la UE, empezará a correr el periodo transitorio, previsto, en principio hasta finales de año, aunque Londres y Bruselas podrían acordar, antes del 1 de julio, extenderlo en uno o dos años más. Una opción que no parece improbable, habida cuenta de que la propia jefa del Ejecutivo europeo, Ursula Von der Leyen, considera que 11 meses no son suficientes para negociar la relación futura entre ambos bloques.

Desde este sábado, los viajeros que se desplacen de España a Reino Unido o viceversa mantendrán los mismos derechos que antes del Brexit. Ello significa que podrán seguir viajando libremente tan solo con su documento nacional de identidad o pasaporte en vigor. Desde Aena confirman que no habrá cambios durante el periodo transitorio en los controles fronterizos de los aeropuertos por lo que los viajeros podrán seguir usando los pasillos destinados a ciudadanos europeos (UE/EEE/CH).

A partir del 31 de diciembre, dependerá del acuerdo que alcancen Londres y Bruselas, aunque ambas partes se han mostrado partidarias de establecer un régimen de exención de visados recíproco para estancias cortas de 90 días dentro un periodo de 180, explica Iván Sáez, socio de movilidad internacional de EY.

Si va acompañado de su mascota, podrá seguir viajando con ella siempre que disponga de microchip, tenga las vacunas en regla y cuente con un pasaporte europeo. Finalizado el periodo transitorio, tendrá que atenerse a los requisitos específicos que Reino Unido establezca como país tercero, señala la Comisión Europea.

De la misma forma, hasta final de año se mantendrán intactos los derechos de los pasajeros aéreos porque la regulación comunitaria que los protege seguirá siendo de aplicación en Reino Unido, sostiene el Ministerio de Transportes. A partir de 2021, los pasajeros que vuelen desde Reino Unido estarán sujetos a las normas británicas de protección al usuario, salvo que ambos bloques pacten otra cosa, o que vuele en una aerolínea comunitaria con destino a un país de la UE, en cuyo caso seguirá estando protegido por la normativa europea. Igualmente, si su vuelo parte de un aeropuerto comunitario con destino a Reino Unido y sufre una cancelación o un retraso, seguirá siendo aplicable la normativa europea, con independencia de la compañía operadora, explica Transportes.

En caso de caer enfermo o sufrir una urgencia médica durante su estancia, su situación tampoco cambia y podrá seguir teniendo cobertura sanitaria en Reino Unido y viceversa hasta el 31 de diciembre si presenta su Tarjeta Sanitaria Europea, detalla el Ministerio de Sanidad. Una vez termine el periodo transitorio, se estará a lo que decidan los dos bloques. En ese sentido, Iván Sáez, de EY, no descarta que pueda encontrarse una solución parecida a la de Suiza, que pese a no formar parte de la UE ni del Espacio Económico Europeo (EEE) cuenta con una cláusula especial de adhesión al reglamento de la Tarjeta Sanitaria Europea (883/2004).

Por otra parte, quienes viajen entre España y Reino Unido podrán seguir beneficiándose hasta finales de año de la ausencia de recargo por roaming que establecen los proveedores de telefonía tanto en llamadas, mensajes o uso de datos de Internet.

Por último, si decide recorrer Reino Unido en coche, sepa que su carné de conducir español seguirá siendo reconocido al menos este año. Su seguro a terceros, válido en todos los demás países de la UE, le cubrirá los daños durante el periodo transitorio, si bien la DGT recomienda verificar antes las condiciones de su póliza.

No hará falta recurrir a los planes de contingencia


Adaptación de aeropuertos. Hace un año, y ante el temor de que se produjera un Brexit sin acuerdo, el Gobierno español adoptó una serie de medidas para tratar de limitar el impacto de un divorcio a las bravas en las aduanas y aeropuertos. Debido a que dos de cada diez turistas que llegan a España cada año son británicos, Aena puso en marcha un plan para adaptar los aeropuertos a una mayor afluencia de viajeros de terceros países, una condición que adoptarían los pasajeros británicos tras el Brexit. En efecto, con su salida de la UE, Reino Unido aportará más viajeros de terceros países que todo el resto de pasajeros procedentes de otras naciones.

Sin cambios en 2020. Como finalmente el divorcio será acordado y mediará un periodo de transición de 11 meses en el que se mantendrán intactos los derechos de circulación de los ciudadanos, parece que de momento no va a ser necesaria la implementación de estos planes de contingencia, ya que, según confirman desde Aena y Ferrovial, los controles seguirán desarrollándose como hasta ahora. Ello incluye que los españoles que aterricen en aeropuertos británicos tendrán que seguir enseñando su DNI o pasaporte en los controles de llegada, puesto que el país no pertenece al espacio Schengen.

Normas
Entra en El País para participar