Distribución

Jesús Nuño de la Rosa abandona El Corte Inglés tras una gradual pérdida de poder

El expresidente del grupo había sido apartado de varias filiales en las últimas semanas

Jesús Nuño de la Rosa abandona El Corte Inglés tras una gradual pérdida de poder

El expresidente y hasta ahora uno de los dos consejeros delegados de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa, abandona la compañía. Así lo ha anunciado el grupo de distribución a través de un comunicado en el que informa de un acuerdo por el que el ejecutivo “abandonará todos sus cargos y funciones” de “forma voluntaria”.

La empresa habla de un acuerdo “pactado en un clima de amistad y máxima cordialidad”, que fue “aprobado por el consejo de administración de El Corte Inglés, tras el informe favorable de la comisión de nombramientos y retribuciones”.

El mismo prosigue afirmando que “El Corte Inglés agradece a Jesús Nuño de la Rosa su entrega, dedicación y lealtad en todos los cargos que ha desempeñado en el Grupo a lo largo de su extensa carrera profesional”

Jesús Nuño de la Rosa fue nombrado presidente ejecutivo de El Corte Inglés en junio de 2018, siendo el quinto de la historia del mismo y el primero que no pertenecía a la familia fundadora. De la Rosa cogió las riendas de la compañía en pleno enfrentamiento entre su antecesor, Dimas Gimeno, y las herederas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez. Un conflicto que acabó con la salida de Gimeno y el nombramiento de De la Rosa, una persona de confianza para las hermanas Álvarez con el objetivo de calmar las aguas que durante meses corrieron revueltas por la empresa. Nuño de la Rosa ha desarrollado prácticamente toda su carrera profesional en El Corte Inglés, siendo el director general de la agencia de viajes durante 20 años.

Después de un año en el cargo, el consejo de administración del grupo de distribución decidió el nombramiento de Marta Álvarez como presidenta, con lo que Nuño de la Rosa dio un paso atrás y fue designado consejero delegado para las filiales.

Esto le convirtió en el presidente más breve de la historia del grupo, y vio mermar su poder de gestión y decisión dentro de la compañía en la misma medida en que lo ganó Víctor del Pozo, el otro consejero delegado.

Este, como responsable de las actividades de retail, pasó a ser el responsable de más del 80% de la facturación del grupo, y también pasó a diseñar la estrategia inmobiliaria tras la creación de la filial El Corte Inglés Real State. Además, en las últimas semanas Nuño de la Rosa había sido desplazado de la dirección de algunas de las filiales inmobiliarias de la compañía. Como informó CincoDías, Víctor del Pozo le reemplazó primero al frente de Ízaro Films y Esgueva SA y después de Asón, la sociedad que engloba todas las empresas inmobiliarias del grupo, y de Construcción, Promociones e Instalaciones

La venta de una de las cuatro grandes filiales de El Corte Inglés, la informática, también contribuyó a la pérdida de poder de Nuño de la Rosa. De hecho, la venta a la francesa Gfi ha sido la última operación en la que ha intervenido y su última aparición pública.

Del Pozo se queda como el gran jefe de El Corte Inglés

La salida de Jesús Nuño de la Rosa deja a Víctor del Pozo como único consejero delegado de El Corte Inglés, y por tanto, como máximo responsable de toda su estrategia, tanto en lo que se refiere al negocio del comercio minorista como al del resto de sus filiales. Se rompe así una bicefalia que comenzó en octubre de 2017, cuando el consejo de la compañía retiró las funciones ejecutivas a Dimas Gimeno y las depositó en Del Pozo y De la Rosa como consejeros delegados. Esto se rompió en el momento en el que este último fue nombrado presidente, además con funciones ejecutivas, es decir, con plenos poderes. La figura de Del Pozo se ha reforzado desde que Marta Álvarez fue nombrada presidenta, y ahora se consolida como el ejecutivo número uno.

Normas