Del Pozo releva a Nuño de la Rosa al frente de dos filiales inmobiliarias de El Corte Inglés

Lo hace en Ízaro Films y Esgueva, pese a que Jesús Nuño de la Rosa es el consejero delegado para filiales

Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, consejeros delegados de El Corte Inglés.
Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, consejeros delegados de El Corte Inglés.

El poder de Víctor del Pozo como consejero delegado de referencia de El Corte Inglés sigue creciendo, y lo hace a costa de su teórico homólogo en el puesto, Jesús Nuño de la Rosa.

Este, después de un año como presidente ejecutivo del grupo de distribución, fue designado en junio pasado como consejero delegado para las filiales del mismo tras el nombramiento de Marta Álvarez como presidenta. Del Pozo, por su parte, continuaba como ejecutivo para el negocio del retail, generador de más del 80% del negocio de El Corte Inglés.

Sin embargo, este también ha pasado a tomar el control de dos filiales cuya actividad no se encuadra bajo la del comercio minorista. Del Pozo ha sido nombrado administrador solidario de dos de las sociedades inmobiliarias que componen el grupo, y lo ha hecho en detrimento del propio Nuño de la Rosa.

Así consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de este martes, en el que se refleja el cambio en Ízaro Films y Esgueva SA, con movimientos similares: el cese de Nuño de la Rosa como administrador solidario en ambas, cargo que compartía con un histórico de El Corte Inglés, Carlos Muñoz Gordovil, que también cesa de ese puesto; y el nombramiento de Víctor de la Rosa y el de Javier Catena como sustitutos.

Este último se puso al frente de El Corte Inglés Real Estate en octubre pasado, una unidad de negocio especializada “en la promoción, construcción y gestión de activos inmobiliarios”, según explicó entonces la empresa, que atribuyó a Víctor del Pozo el diseño de esta estrategia “para generar un mayor valor añadido a los inmuebles y mejorar su rentabilidad”.

Por tanto y aunque el negocio inmobiliario no forma parte de ese negocio retail, Víctor del Pozo asume la estrategia y el mando, también societariamente, de esta área de negocio, al menos en dos de sus sociedades. Desde El Corte Inglés se explica como parte de la reordenación de la cartera inmobiliaria emprendida por la sociedad.

Tanto Ízaro Films como Esgueva son empresas participadas al 100% por El Corte Inglés a través de Asón Inmobiliaria, la firma bajo la que gestiona la Torre Azca de Madrid y que en 2006 compró a la familia Reyzábal. En aquella transacción se incluyeron ambas sociedades. A través de Asón, el grupo de distribución adquirió el grupo Iniciativas Inmobiliarias Valderas en febrero del año pasado por casi 90 millones en plena ordenación de su cartera, como publicó CincoDías en noviembre. De momento, Nuño de la Rosa se mantiene como administrador de Asón.

Este ve cómo su papel en el grupo se diluye gradualmente, no solo por su salida de estas dos sociedades. Cuando el consejo de administración de El Corte Inglés le desplazó de la presidencia en favor de Marta Álvarez le encomendó la gestión de las filiales no pertenecientes al negocio comercial, principalmente la agencia de viajes, seguros, informática y financiera. Una de ellas, la dedicada al negocio informático, fue vendida al grupo francés Gfi en diciembre pasado por cerca de 350 millones de euros. Por su parte, Financiera El Corte Inglés es una sociedad de la que la compañía de distribución posee el 49%, mientras que la mayoría accionarial está en manos de Santander.

Ízaro, de productora del ‘destape’ a inmobiliaria

Tanto Ízaro Films como Esgueva fueron traspasadas a El Corte Inglés cuando esta culminó en 2006 la compra de Asón Inmobiliaria, la propietaria de la entonces calcinada Torre Windsor. Estas sociedades eran propiedad de la familia Reyzábal, aunque sus actividades eran bien diferentes. Ízaro Films fue una de las productoras y distribuidoras de películas más importantes de España, siendo responsable de algunos de los mayores éxitos del cine del destape, aquellas comedias con cierto contenido erótico que coparon las salas españolas tras la censura franquista. Ízaro estaba detrás de filmes como Los bingueros, Los liantes o Yo hice a Roque III, todas ellas del dúo que formaban Andrés Pajares y Fernando Esteso. Ahora, Ízaro obtiene sus ingresos de la gestión inmobiliaria, tal y como especifica en sus cuentas. Bajo Esgueva, los Reyzábal poseían algunas de las principales salas de fiesta de Madrid.

Normas