El presidente de Volkswagen, a los trabajadores de Seat tras la marcha de De Meo: "Esto no va a cambiar"

Herbert Diess asegura que la firma española cuenta con una estrategia bien definida y una base de negocio muy sólida

El ex presidente de Seat, Luca de Meo (i) y el presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess (d), posan antes del acto de presentación de los resultados de Seat en 2018
El ex presidente de Seat, Luca de Meo (i) y el presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess (d), posan antes del acto de presentación de los resultados de Seat en 2018 EFE

El presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad y confianza a los trabajadores de Seat tras la marcha de Luca de Meo, presidente de la firma española durante los últimos cinco años y que ahora está en negociaciones con Renault para ser su consejero delegado.

“Seat es hoy una marca sólida. Prueba de ello es la gran mejora de los resultados financieros de los últimos años, así como el crecimiento de las ventas, la producción y la contratación”, asegura Diess en una carta dirigida a la plantilla a la que ha tenido acceso CincoDías.

Además, el máximo dirigente del consorcio automovilístico alemán asegura que la enseña de Martorell cuenta con una estrategia “bien definida” y una base de negocio “muy sólida”, “gracias al duro trabajo” llevado por todo el equipo de la compañía durante los últimos años. “Esto no va a cambiar”, subraya.

También valora el compromiso de De Meo con Seat y su “inestimable” contribución a la empresa. “Ha dejado huella en Seat y ha hecho una gran contribución al éxito del grupo Volkswagen y Audi, desde 2009 hasta ahora”, apunta.

El italiano dejó la presidencia de Seat el pasado 7 de enero a petición propia y de mutuo acuerdo con el grupo Volkswangen, facilitando así su fichaje por Renault. No obstante, sigue formando parte del consorcio alemán “hasta nuevo aviso”. En su contrato con la multinacional alemana tiene una cláusula de no competencia.

Diess es también presidente del consejo de administración de Seat y Carsten Isensee, actual vicepresidente de Finanzas de la marca, ha asumido la presidencia de forma interina.

Por otro lado, el directivo señala que 2020 será un año lleno de retos para Seat, como el cumplimiento de los objetivos de emisiones de CO2 que fija Europa, las “enormes inversiones” para electrificar la gama de producto y la situación en los mercados, con un crecimiento “moderado” e incluso “ligeramente en declive”.

“Volkswagen está comprometida también con continuar impulsando la estrategia de Cupra, que ha arrancado con éxito y se está dirigiendo hacia segmentos más altos, así como con la fábrica de Martorell, que cuenta con un equipo competente y dedicado”, sentencia el directivo 16 días después del abandono del italiano.

Normas
Entra en El País para participar