Business Angel. Algo más que invertir en una startup

Esta figura se asocia a la aportación de capital. Siendo esto cierto, es sólo una de sus funciones y beneficios que puede aportar a una startup o proyecto emprendedor.

business angels

El acceso a la financiación es uno de los principales hándicaps que tienen los emprendedores españoles a la hora de lograr el éxito empresarial. En este escenario, los business angels se están convirtiendo en un factor clave.

En otras palabras, estos inversores son personas que aportan una cantidad económica (aunque hay quienes también aportan trabajo y experiencia) a una startup o empresa no cotizada. El objetivo de este tipo de inversores es detectar proyectos en edades tempranas. Tal y como explican en el glosario del portal oficial ipyme.org, no se trata únicamente de dinero. También aportan valor añadido a la gestión, dado su alto conocimiento del sector en cuestión.

¿Qué busca un business angels?

Implica una inversión de dinero a cambio de obtener una rentabilidad a medio o largo plazo, sin ser su objetivo prioritario. En ocasiones, también piden tomar decisiones en una empresa de manera libre e independiente. En España, y tal y como aclaran desde el mencionado portal, no hay una normativa específica para esta figura. Sin embargo, sí que se trata de atraerlos, al establecer incentivos fiscales para este tipo de inversiones. Incluso algunas Comunidades Autónomas ofrecen deducciones para este tipo de operaciones.

En nuestro país existe un gran directorio con información sobre redes de business angels, así como su ámbito geográfico de operación.

¿Por qué es una buena noticia que un business angels se fije en tu startup?

Es una línea de financiación no tradicional (como, por ejemplo sí lo sería un crédito bancario). Esto facilita escapar a auditorías o exámenes previos, antes de acceder a la financiación. Digamos que estos business angels están dispuestos a asumir más riesgos, e incluso aceptar rentabilidades inferiores a otras vías.

¿Por qué? Básicamente, pueden tener intereses que vayan más allá del estríctamente relacionado con la rentabilidad de la empresa en la que invierte. Por ejemplo, crear sinergias con otra inversión anterior. O facilitar clientes y contactos para otras empresas en las que participe. Al margen del mencionado interés de control sobre una sociedad que considere, más allá del beneficio económico, importante para sus intereses.

Normas