Brufau, Imaz y el consejo de Repsol apuestan por el dividendo en acciones

Los titulares del 83,5% del capital de Repsol optaron por recibir nuevas acciones de la compañía

Antonio Brufau y Josu Jon Imaz.
Antonio Brufau y Josu Jon Imaz.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, así como su consejero delegado, Josu Jon Imaz, y la mayoría de los miembros del consejo de administración de la compañía han optado por recibir acciones como parte de la última edición del programa flexible de reparto del dividendo, como ya hicieron en ediciones anteriores.

En concreto, esta opción ha sido elegida por Brufau e Imaz, así como por el vicepresidente de la petrolera, Manuel Manrique, y gran parte de los miembros del órgano rector.

En el caso de Brufau, su decisión de acudir a la ampliación de capital le permite elevar en 16.670 acciones su participación en Repsol, que asciende a 566.803 títulos, equivalentes a un 0,036% del capital.

Por su parte, Imaz se ha hecho con 9.409 nuevos títulos de la petrolera tras optar por percibir el dividendo en acciones de la compañía, con lo que pasa a poseer un total de 319.913 acciones, equivalentes al 0,021% del capital.

Otros consejeros como Luis Suárez de Lezo, Isabel Torremocha, Manuel Manrique, Rene Dahan o Ignacio Martín también han apostado por el dividendo en acciones, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En la última edición del programa de 'scrip dividend', los titulares del 83,5% del capital de Repsol optaron por recibir nuevas acciones de la compañía en el marco de su programa de dividendo flexible.

Dentro del programa, el número de derechos de asignación gratuita necesarios para recibir una acción nueva era de 33, mientras que el precio fijo garantizado del compromiso de compra de derechos era de 0,424 euros brutos por derecho.

Normas