Vía Célere duplica la entrega de viviendas con 1.241 unidades en 2019

La promotora considera que las cifras apuntalan el cumplimiento de su plan de negocio

Jose Ignacio Morales Plaza, consejero delegado de Vía Célere.
Jose Ignacio Morales Plaza, consejero delegado de Vía Célere.

La promotora Vía Célere, propiedad del fondo estadounidense Värde Partners, cumplió su objetivo de entrega de viviendas durante el pasado ejercicio. En 2019 entregó 1.241 viviendas, lo que supuso duplicar las cifras de 2018. “Nuestros resultados en 2019 han sido excelentes, como así lo refleja nuestro dato de entrega de viviendas. Este año no solo hemos superado nuestras perspectivas iniciales, sino que también hemos afianzado todavía más nuestro liderazgo del sector residencial español, sentando, a su vez, las bases de un plan estratégico a medio y largo plazo ambicioso y demandante” aseguró José Ignacio Morales Plaza, consejero delegado de Vía Célere.

Por autonomías, Madrid concentró una parte sustancial de la actividad inmobiliaria de Via Célere. En concreto la firma inmobiliaria entregó 776 viviendas en la Comunidad de Madrid, lo que supuso un 63% del total. Entre el resto de destinos destacan las 206 unidades en Málaga, 160 en Barcelona, 88 en Sevilla, 10 en Valladolid y 1 en A Coruña, lo que, según la compañía, “pone de relieve la expansión y apuesta por estos núcleos urbanos”. Con este balance, la promotora apuntala el cumplimiento del plan de negocio y se aleja de las presiones sufridas por los retrasos en las entregas de la competencia.

El caso más ejemplar fue el de Neinor, que revisó a la baja en abril el número de viviendas que iba a entregar, la gran mayoría prevendidas, por los retrasos acumulados en la construcción. Esa revisión trajo una revolución a la firma, con la salida del consejero delegado y la presentación de un nuevo plan estratégico. Pese a ello, la firma confirmó la pasada semana haber cumplido los objetivos de entrega de viviendas fijados tras el profit warning de abril del pasado año, tras haber escriturado 1.269 pisos durante el pasado año.

Otra promotora envuelta en problemas al cierre del pasado ejercicio fue Quabit, que realizó en octubre un movimiento poco habitual en el sector de la construcción residencial al buscar comprador para 1.300 viviendas en obras, lo que suponía algo más de la mitad de su cartera. La reciente entrada del magnate mexicano Carlos Slim en el capital de la firma, con la compra del 3%, puede servir para aliviar la presión financiera.

Normas
Entra en El País para participar