Banca

Los sindicatos critican el registro de jornada de algunas entidades

CaixaBank, Ibercaja y Liberbank lo implantan sin pacto sindical

Las cooperativas aprueban su acuerdo sectorial

Sucursal de CaixaBank
Sucursal de CaixaBank REUTERS

Las firmas de acuerdos sobre el registro de jornada entre las distintas entidades financieras se ha convertido en una de las principales citas de negociación con los sindicatos. Las antiguas cajas de ahorros y la banca asociada a la AEB ya alcanzaron entre septiembre y noviembre sus acuerdos sectoriales sobre esta materia tal como fija la norma. Solo quedaba pendiente a nivel sectorial entre el sistema financiero la firma de las cooperativas de crédito, hecho que se llevó a cabo el jueves.

Los sindicatos firmaron con las distintas patronales de las cooperativas (Unacc y Asemecc) un acuerdo para articular el deber de las empresas de registrar la jornada de sus plantillas.

En este caso, el acuerdo alcanzado, según fuentes de CC OO, es muy similar al firmado en septiembre en entre la CECA y las antiguas cajas de ahorros. El texto reconoce que la formación presencial y online, así como las reuniones que se realizan tanto dentro como fuera de la jornada ordinaria diaria, es tiempo efectivo de trabajo.

El acuerdo también recoge que hacer horas extraordinarias “es una mala práctica totalmente desaconsejable” y especifica que su relación depende de la voluntariedad de los trabajadores que, “en ningún caso, pueden ser obligados a realizarlas”.

Además, el texto contempla que cada entidad pueda negociar y firmar sus propios acuerdos para completar el mismo. También incluye la desconexión digital.

La posibilidad recogida en los distintos acuerdos sectoriales de que las entidades de forma individual puedan alcanzar pactos empresariales están siendo aprovechados por varias instituciones financieras.

De momento, Bankia, BBVA y Deutsche Bank han firmado sus respectivos acuerdos sobre el registro de jornada con los sindicatos. El último fue el de Bankia, que entró en vigor el día 1 de enero. En este acuerdo no tendrá la consideración de tiempo de trabajo efectivo “el tiempo de descanso conforme se establece en el artículo 34.4 del Estatuto de los Trabajadores; la pausa de la comida cuando se presta servicios de régimen de jornada partida; interrupciones que obedezcan a una razón de índole personal; o las ausencias del centro de trabajo para resolver asuntos personales.

Banco Sabadell también acaba de anunciar a los sindicatos el inicio de las negociaciones. Mientras que se espera que en breve lo haga Banco Santander.

CaixaBank, sin embargo, ha optado por no negociar con su plantilla y ha adoptado una guía que ha desarrollado y en la que se recogen sus indicaciones para fichar y contabilizar la jornada laboral de sus empleados. Esta decisión ha sido criticada por CC OO, principal sindicato de la entidad, aunque ha sido el único que no firmó el ERE presentado el pasado año por el banco.

Este sindicato, de hecho, estudia emprender medidas contra la iniciativa unilateral de CaixaBank.
Liberbank e Ibercaja también han comenzado a aplicar el registro de jornada en sus respectivas entidades, pero también han optado por no negociar con los sindicatos y aplicarlo de forma unilateral.

Aunque los sindicatos rechazan esta postura, es cierto que en estos dos casos los justifican más que en el de CaixaBank al ser entidades más pequeñas y en las que el acuerdo sectorial les puede encajar, con algunos matices.

El 12 de mayo del pasado año (domingo) entraba en vigor la normativa, aprobada en el Boletín Oficial del Estado tres meses antes, que ha provocado un sinfín de dudas entre empresas y profesionales. La normativa establece que se comete una infracción cuando la empresa no cuenta con el registro de jornada, cuando éste no es accesible para quienes establece la ley (inspección, Seguridad Social o representante del trabajador) o cuando no se conserva.

Demanda colectiva contra Liberbank

Las secciones sindicales presentes en Liberbank han presentado una demanda colectiva contra el banco en respuesta a las medidas de recorte de salarios y beneficios sociales aplicadas unilateralmente por Liberbank para ahorrar 16,3 millones de euros anuales entre 2020 y 2022. Según el auto de citación, la vista del juicio se celebrará el 18 de marzo en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional. La demanda ha sido respaldada por todas las secciones sindicales presentes en la entidad (CC.OO., CSIF, STS-CIC, Sibank, UGT, CSI, Sibanca y Apecasyc). Al no llegar a un acuerdo con los sindicatos durante el periodo de negociación, Liberbank decidió aplicar unilateralmente una serie de recortes para mejorar su productividad. Entre estas medidas, el banco aplicará una reducción salarial progresiva de entre el 5% y el 8,75% hasta diciembre de 2022.

Normas
Entra en El País para participar