Renfe refuerza las áreas de AVE y Mercancías ante la presión de la competencia

Ficha un director de Experiencia del Cliente para la alta velocidad y nombra un jefe comercial en la división de Mercancías

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, charla con el presidente de Renfe, Isaías Táboas, ante un tren Avlo de Renfe.
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, charla con el presidente de Renfe, Isaías Táboas, ante un tren Avlo de Renfe.

El comité de dirección de Renfe ha tomado ya una primera decisión de cierto calado el día después del nombramiento de José Luis Ábalos como ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. La legislatura está lanzada y la empresa pública ha reforzado la estructura de dirección de un negocio abierto a la competencia como es el de Renfe Mercancías, y del otro que está a punto de liberalizarse, el transporte de viajeros.

A una semana de que sea estrenada en la feria del turismo Fitur la oferta comercial del AVLO, el servicio low cost de alta velocidad, Renfe ha creado la dirección de Experiencia de Cliente, adscrita a la dirección de Negocio de Alta Velocidad y Servicios Comerciales.

Para ese puesto se a buscado fuera de la compañía, cerrándose el fichaje de Santiago Fernández Varea. Este ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña tiene experiencia como project manager en IBM y PwC, tras lo que ha ocupado puestos directivos en el grupo de formación para empresas Hedima.

El área de Experiencia del Cliente se ubica en el segundo nivel de la dirección de Renfe, pero tendrá relevancia para moldear la oferta en un mercado liberalizado

El cargo se ubica en el segundo nivel de la dirección de Renfe, pero tendrá relevancia a la hora de moldear la oferta en un mercado liberalizado, fidelizar la base de usuarios actuales del AVE y captar nuevos clientes para unos servicios que comenzarán a competir en menos de un año con el low cost del gigante francés SNCF.

Por el momento, Renfe ha diseñado el concepto AVLO sobre experiencias similares en Francia o Italia, y el trabajo con un grupo de clientes. A partir de su comercialización este mes de enero, y del lanzamiento de las operaciones la próxima Semana Santa, Renfe tendrá aún ocho meses para adaptarlo a la demanda. Las expectativas con AVLO pasan por captar 1,5 millones de viajeros al año. Otro gran reto es minimizar la canibalización respecto a la oferta tradicional.

Mejorar ventas en la carga

En el caso de la dirección comercial de Renfe Mercancías, el elegido es Bernardo Racionero, quien ha acumulado experiencia en departamentos de ventas de Acciona o de Cacesa, filial logística del grupo IAG. El área de carga de Renfe se ha movido en los últimos años entre la posible apertura de su capital a socios externos y la búsqueda de una gran alianza con un operador logístico europeo. En España, la cuota de mercado de Renfe Mercancías cae lentamente al entorno del 65%, medida en toneladas netas de carga, frente a una decena de competidores.

El ferrocarril apenas transporta un 4% del tonelaje que viaja por tierra en España, frente a una media cercana al 20% en la UE. Renfe y sus competidores generan un mercado de 300 millones de euros al año.

La pública, que aún debe designar nuevo responsable de relaciones institucionales, tras la salida de Germán Rodríguez hacia el puesto de director de gabinete del Ministro de Sanidad, ha nombrado otros dos directores. Óscar Gómez Barrero vuelve a la compañía como director de desarrollo de Negocios de Logística Ferroviaria y Operaciones. Anteriormente ha liderado Ferrocarriles Vascos y fue jefe de sistemas de información de la propia Renfe. Y Valentín Miguel Blázquez, hasta ahora miembro del grupo de apoyo de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, ocupará la gerencia de Control de Auditoría de Operaciones. El nuevo gerente, muy ligado a UGT, llegó a formar parte del comité de empresa del operador ferroviario.

Normas
Entra en El País para participar