Transporte

Los billetes del AVLO costarán 5 euros para los menores de 14 años

El operador espera una rentabilidad del 3% y 1,5 millones de usuarios para su nuevo servicio de alta velocidad

Isaías Táboas, presidente de Renfe, durante la entrevista este lunes en Cinco Días.
Isaías Táboas, presidente de Renfe, durante la entrevista este lunes en Cinco Días.

Renfe va a tener ocho meses para perfilar su estrategia en un segmento de negocio desconocido para el operador público tras décadas de actividad: el bajo coste. Se trata del plazo que discurrirá entre el 6 de abril, fecha en que se ha fijado el estreno del AVE low cost bautizado como AVLO entre Madrid y Barcelona, y el 14 de diciembre de 2020, cuando está previsto que comience a rodar la oferta de alta velocidad y bajo coste del gigante francés SNCF.

"No podíamos retrasar el lanzamiento de AVLO porque competiremos con un rival con mucha experiencia en el low cost; necesitamos rodaje", afirma el presidente de Renfe, Isaías Táboas, en una entrevista concedida a Cinco Días. "Espero que en estos meses vayamos conociendo los umbrales óptimos de precio para cada momento", señala. Entre los reclamos comerciales que saldrán al mercado a finales de enero figuran billetes entre 10 y 60 euros por trayecto para los adultos y un precio fijo de 5 euros para menores de 14 años que viajen con sus padres.

Así será el lanzamiento de la alta velocidad a precios asequibles en España.

Hasta 1,5 millones de clientes en 2022

El plan de Renfe en un marco de libre competencia en los servicios de alta velocidad pasa por atraer 1,5 millones de clientes con el AVLO a partir de 2022. El servicio nacerá en plena Semana Santa con tres trenes y otras tantas frecuencias entre Madrid y Barcelona. Un tráfico que pasará a cinco frecuencias coincidiendo con la irrupción de la citada SNCF. En este primer ejercicio, 2020, la demanda prevista será aún de 800.000 clientes, subiendo a un millón en 2021. El escaparate que supone la feria internacional del turismo, que se celebra a finales de enero en Madrid, servirá para lanzar la venta de billetes del tren morado de alta velocidad. Para empezar, se espera una campaña agresiva en precios.

Los menores de 14 años subirán casi gratis

Entre los atractivos comerciales del AVLO figura el billete a 5 euros para menores de 14 años que viajen con sus padres. Esta tarifa, que se antoja imbatible, busca atraer familias y hacer competir a la alta velocidad directamente con el vehículo particular. La dirección que lidera Táboas llevará este miércoles a la reunión del consejo de administración un rango de precios para los billetes del AVLO que, en el caso de los adultos, va de 10 a 60 euros por trayecto. Un precio que fulmina la media de 80 euros que cuesta un billete de AVE en el corredor Madrid-Barcelona.

Nuevo tren de alta velocidad Avlo, con el morado corporativo de Renfe como color principal.
Nuevo tren de alta velocidad Avlo, con el morado corporativo de Renfe como color principal.

Posibilidad de trenes con 1.000 plazas

La pequeña flota de partida de esta experiencia low cost estará formada por cinco unidades del Talgo 112, el popular pato, al que se sumará el nuevo Talgo Avril (serie 106) a partir de marzo o abril de 2021. El primero, remodelado en los talleres de Renfe en Toledo, Málaga, Valladolid y Madrid, ha subido su capacidad un 20%, hasta los 438 asientos (dos filas de dos asientos cada una en todo el tren), mientras el modelo Avril llegará con 581 plazas (composiciones de tres más dos asientos). La compañía no descarta sumar composiciones, hasta superar las 1.000 plazas, cuando la demanda de espacio en el AVLO así lo aconseje.

SNCF tiene previsto entrar en España con el modelo de doble piso Eurodúplex, de Alstom, mientras Ilsa y Trenitalia operarán con una veintena de unidades del Frecciarossa, de Bombardier e Hitachi.

Claves para ahorrar en costes

Renfe está esperanzada con encontrar una palanca de desarrollo para su nuevo concepto de alta velocidad en la esperada bajada de cánones. "Más operadores rodando en las vías hará que se repartan los costes de mantenimiento de la infraestructura", prevé Isaías Táboas. Pero, además, hay que plantar cara a los costes internos. El tren AVLO rodará sin cafetería, pasando a las máquinas de vending, no se ofrecerá prensa ni películas a bordo y Renfe prescindirá de las agencias para la comercialización de los billetes. La venta a partir de enero se efectuará a través de los canales directos: web, taquilla y teléfono.

Un grupo de pasajeros accede al AVE en la estación madrileña de Atocha.
Un grupo de pasajeros accede al AVE en la estación madrileña de Atocha.

Riesgo de canibalismo entre AVE y AVLO

El presidente Táboas reconoce cierto riesgo de canibalismo entre su nuevo producto y el AVE convencional, pero espera encontrar la fórmula para que ambos se complementen: "Muchos de los nuevos usuarios vendrán de la carretera a la vista de la oferta que preparamos, muy enfocada a familia, jóvenes que comparten coche, etcétera". Una vez llegada la competencia, representada por SNCF (opera desde hace años con el low cost Ouigo) y la alianza de Ilsa y el operador público italiano Trenitalia, Táboas espera una batalla de precios que "acabará beneficiando al consumidor". Pero recuerda que las continuas rebajas causaron la quiebra de dos operadores en Italia y de varios en Alemania y Suecia.

Renfe competirá bajando márgenes, pero sin incurrir en pérdidas

El tren morado que viajará bajo la identidad AVLO "mantendrá los niveles de seguridad, confort, fiabilidad y velocidad", afirma Táboas, pero se ahorra en costes como el vagón cafetería, el servicio a bordo, el reparto de prensa o la programación de películas.

Renfe está dispuesta a sacrificar sus márgenes en este producto hasta una rentabilidad del 3% que le es permitido con obligaciones de servicio público como son las Cercanías. Una expectativa que está lejos de las que tiene el propio AVE, aunque el presidente de Renfe recuerda que este último sostiene servicios de larga distancia convencionales como los del Alvia y Altaria. "Nuestro objetivo no es ganar grandes cantidades de dinero con el AVLO, sino que sea autosuficiente, tenga capacidad inversora y preste un buen servicio", señala el presidente.

El 'low cost' llegará a Sevilla o Levante no antes de mediados de 2021

El déficit de flota en manos del único operador en España, en un contexto de ampliación de la red, motiva que Renfe sea cauta en el salto de su nuevo concepto low cost a otras líneas. Los citados Avril de Talgo llegarán entre marzo y abril de 2021, pero Renfe necesita al menos cinco por corredor para conformar una oferta competitiva. "Empezamos el 6 de abril en el eje Madrid-Barcelona y la entrada en los corredores a Sevilla y Levante va a depender de la cadencia en la entrega del material rodante que tenemos encargado".

Normas
Entra en El País para participar