PSA reestructura su comité ejecutivo y estudiará potenciales sinergias entre sus marcas

Linda Jackson, directora general de Citroën desde 2014, dirigirá un estudio enfocado a clarificar y consolidar la diferenciación de las marcas del grupo

PSA reestructura su comité ejecutivo y estudiará potenciales sinergias entre sus marcas

El grupo francés PSA estudiará potenciales sinergias entre sus propias marcas (Citroën, Peugeot, DS Automobiles y Opel/Vauxhall) y para ello ha reestructurado su comité ejecutivo. A partir de este mismo miércoles, Linda Jackson, directora general de Citroën desde 2014, dirigirá un estudio enfocado a clarificar y consolidar la diferenciación de las firmas del consorcio.

Jackson, que reportará a Carlos Tavares, presidente de PSA, será sustituida por el actual director adjunto de la marca del chevron, Vincent Cobee, que también pasa a ser miembro del comité ejecutivo.

"Vincent Cobee tiene una larga experiencia en mercados internacionales, imprescindible para que Citroën alcance sus objetivos de crecimiento internacional", señala PSA en la nota. Por su parte, el propio Tavares felicitó a Jackson por sus seis años al frente de Citroën.

La directiva asumió retos como el nuevo posicionamiento de la marca, incrementar el volumen de ventas y cuota de mercado y preparar la ofensiva internacional. "Estoy muy contento de que asuma esta nueva responsabilidad", apuntó el presidente del grupo francés.

De su lado, Yves Bonnefont, actual director de DS Automobiles y encargado de posicionarla como marca prémium hace seis años, capitaneará un estudio sobre las sinergias potencias en el seno del portfolio de marcas de la multinacional. Le reemplazará, también como miembro del comité ejecutivo, Béatrice Foucher, directora adjunta de DS.

Tanto Cobee como Foucher eran exdirectivos de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y recalaron en PSA el año pasado. Los cambios en el seno del consorcio galo se producen casi un mes después de que PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) sellaran su acuerdo de fusión al 50%, con el que se convertirán en el cuarto grupo automovilístico más grande del mundo por volumen de ventas (8,7 millones de unidades) y con un valor en Bolsa de 45.000 millones de euros.

Normas