Operaciones

Vivendi lanza una nueva ofensiva legal en Holanda para detener la fusión de Mediaset

El grupo francés exige que los tribunales de Ámsterdam prohíban la integración hasta que se pronuncie el TJUE

Pier Luigi Berlusconi, CEO de Mediaset Italia.
Pier Luigi Berlusconi, CEO de Mediaset Italia.

Contraataque de Vivendi para detener de una vez y para siempre la fusión de las dos Mediasets: la de la matriz italiana y la de la española. El grupo francés, que controla el 28,8% de la compañía transalpina ha interpuesto un recurso ante los tribunales holandeses, según una nota del grupo de televisión, propietario en España de los canales Telecinco y Cuatro. La primera vista será el próximo 10 de febrero.

En un comunicado, el grupo francés explica que ha solicitado un "procedimiento de urgencia al tribunal holandés para que prohíba a MediaForEurope (MFE) [el nombre asignado a la compañía que aunará los activos de ambas empresas] llevar a cabo la fusión, o al menos que la prohíba hasta que haya una decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)".

Vivendi alega que MFE infringe las normas de fusión holandesas y que los ajustes de los estatutos aprobados por la justa extraordinaria de Mediaset del pasado viernes 10 siguen siendo "totalmente insuficientes". Además, Vivendi considera que la decisión de fusión de Mediaset no se tomó legalmente porque Simon Fiduciaria fue excluido de la votación.

La última junta celebrada en Milán con el objetivo de modificar los estatutos de la empresa que agrupará los activos de la matriz italiana y la filial española aprobó los acuerdos, como era de esperar. Berlusconi, con un 44,2%, ha impuesto su mayoría y ha aprobado diversos cambios para mejorar el gobierno corporativo de MFE.

El quid de la cuestión es que Vivendi se opone a la operación pese a las modificaciones y que, pese a que cuenta con un 28,8%, no ha podido puede votar por el 19,2% por una decisión del supervisor italiano del sector de las telecomunicaciones.

En la junta que aprobó la fusión el pasado 5 de septiembre, la sociedad en la que Vivendi tiene ese 19,2%, Mediaset tampoco dejó votar a Simón Fiduciaria. La absorción hubiera naufragado si Vivendi hubiese votado por todas sus acciones.Sin embargo, el Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE ya ha avisado de que este veto es contrario al derecho europeo.

La justicia española suspendió cautelarmente la fusión el pasado 11 de octubre, si bien Mediaset ha recurrido el auto. Los tribunales italianos no tomarán decisiones hasta el 15 de enero en Milán y el 21 de enero en Roma.

En un comunicado, Vivendi lamentó el viernes que "la junta extraordinaria de accionistas de Mediaset haya aprobado de forma irregular el nuevo plan de fusión de MediaForEurope". "Solo ha sido aprobado debido a la negativa ilegal de permitir que Simon Fiduciaria (que posee el 19,9% del capital social de Mediaset) vote, basándose en una interpretación de la ley italiana sobre medios de comunicación que es contraria al Tratado de la UE", asegura.

En Madrid se votará el próximo 5 de febrero. Los estatutos iniciales, según Vivendi, condenarían al ostracismo a los accionistas minoritarios. Uno de los mayores proxy advisors (asesor de voto) del mundo, ISS, reconoce que los cambios aprobados van por el buen camino, pero aconseja votar en contra de la operación, porque los grandes miedos siguen ahí.

 

 

Normas
Entra en El País para participar