Nissan estudia romper con Renault y la francesa se resiente en Bolsa

El escándalo en torno a su anterior presidente, Carlos Ghosn, acelera la estrategia de escisión

Nissan estudia romper con Renault y la francesa se resiente en Bolsa

La alianza entre Nissan y Renault puede acercarse a su fin después de más de 20 años de historia. La relación entre japones y franceses está más tensa que nunca y podría romperse después de los últimos acontecimientos surgidos en torno al expresidente de la alianza Carlos Ghosn, según publicó el diario Financial Times.

Renault ofreció un acuerdo de fusión a Nissan en 1999 con el objetivo de incrementar la rentabilidad de ambas empresas y hacer frente a la competencia derivada del exceso de producción en el sector. El grupo asiático llevaba algunos meses en busca de un socio financiero para resolver sus problemas económicos e incluso llegó a negociar con la antigua Daimler-Chrysler. 

Ahora, después de que Carlos Ghosn asegurara en su primera aparición tras de huir de Japón a Líbano que hay una conspiración entre Nissan y el Gobierno de Japón para acabar con él, ejecutivos de la compañía asiática han intensificado la planificación para una posible escisión de Renault y ya estarían pensando en planes de contingencia, según el diario británico.

Las conversaciones preliminares para la separación incluyen una división total en ingeniería y fabricación, así como cambios en el consejo de administración de Nissan. Las compañías declinaron hacer comentarios. La noticia provocó que Renault cayera un 2,82% en la Bolsa de París, hasta alcanzar un precio de 40,66 euros por acción.

El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, quien debe anunciar varios proyectos para el grupo en las próximas semanas, ya tenía dudas sobre la alianza cuando reemplazó a Ghosn el año pasado. Es probable que ambos fabricantes busquen nuevos socios en caso de una división completa.

Por su parte, Mitsubishi Motors sí que mantendría sus vínculos con Nissan, que ostenta un tercio de su capital desde 2016. En la actualidad, la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi pelea con Volkswagen y Toyota por ser el mayor grupo automovilístico del mundo.

En 2018 –últimos datos disponibles–, el consorcio alemán fue líder de ventas mundiales con 10,83 millones de vehículos matriculados, mientras que la alianza franco-nipona y el grupo asiático entregaron 10,76 y 10,56 millones de coches, respectivamente.

Futuro incierto

Participaciones. Renault posee un 43,7% de Nissan, mientras que esta tiene el 15% de la francesa, aunque sin derecho a voto, y el 34% de Mitsubishi Motors.

Intento fallido. Renault y Fiat Chyrsler Automobiles (FCA) intentaron fusionarse el año pasado pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. Finalmente, FCA se ha aliado con PSA.

Normas
Entra en El País para participar