El cofundador de Uber deja el consejo de administración

Travis Kalanick había renunciado en 2017 a su puesto de máxima responsabilidad ante la presión de los inversionistas

Uber
El cofundador de Uber, Travis Kalanick, en el New York Stock Exchange de Nueva York.

 El cofundador y exconsejero delegado de Uber, Travis Kalanick, renunciará a finales de año del consejo de administración de la compañía, ha comunicado este martes la empresa estadounidense. Kalanick, quien ayudó a fundar Uber en 2009, había renunciado en junio de 2017 a llevar el timón de la firma ante la presión de los inversores después de una cadena de contratiempos.

El estilo pugnaz del directivo convirtió a Uber en la empresa de servicios de transporte más grande del mundo que revolucionó la industria del taxi y desafió las regulaciones del sector en todo el mundo.

Una serie de escándalos han generado dudas sobre su liderazgo

"Muy pocos empresarios han construido algo tan profundo como Travis Kalanick lo hizo con Uber. Estoy enormemente agradecido por la visión de Travis y su tenacidad al construir Uber, y por su experiencia como miembro del consejo", ha dicho en un comunicado el presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi.

Pero su temperamento descarado le llevó también a involucrarse en una serie de escándalos que generaron quejas sobre su liderazgo. Esto ocasionó una revuelta entre los accionistas, quienes presionaron para echarlo de la compañía. En concreto, los empleados lo acusaron de fomentar una cultura laboral tóxica que fomentaba el acoso sexual y el bullying.

Kalanick dice que quiere centrarse en un proyecto de entrega de alimentos y en actividades filantrópicas

Kalanick ha dicho en un comunicado que ahora Uber era una empresa pública, y que quería centrarse en su negocio actual y sus actividades filantrópicas. Actualmente está trabajando en una startup de entrega de alimentos. El exdirectivo ha vendido más de 2.500 millones de dólares (unos 2.254 millones de euros) en acciones desde que Uber se convirtió en una empresa pública en mayo, de acuerdo con los documentos regulatorios.

Las acciones de Uber han caído más del 30% desde que las pérdidas de la compañía se hicieron públicas. Kalanick ahora tiene 177 millones de dólares (unos 160 millones de euros) o 5,83 millones de acciones de Uber, según dicho documento. 

La compañía también fue blanco de una investigación por parte del Departamento de Justicia de EE UU  por robar documentos sobre secretos comerciales relacionados con el coche autónomo.  

Normas
Entra en El País para participar