El Ajax se desploma en Bolsa tras ser eliminado de la Champions

La cotización del club holandés baja un 8% tras perder en Amsterdam frente al Valencia

Dos jugadores del Ajax se lamentan tras haber quedado fuera de la Champions League en la fase de grupos.
Dos jugadores del Ajax se lamentan tras haber quedado fuera de la Champions League en la fase de grupos.

Se terminó la aventura del Ajax en esta edición de la Champions League y llegó el castigo de los inversores. El multicampeón holandés bajó este miércoles un 8% en la Bolsa de Amsterdam tras la derrota como local el martes frente al Valencia por 0-1, un resultado que le dejó fuera de la Champions en la fase de grupos después de haber estado en los dos primeros puestos, que clasifican a los octavos de final, en las cinco jornadas previas.

La caída en Bolsa del cuatro veces campeón de la máxima competición europea de fútbol masculino es la mayor desde el pasado mayo cuando se desplomó un 20% después de perder la semifinal de la última edición de la Liga de Campeones frente al Tottenham inglés en el último minuto.

El equipo que dirige Erik ten Hag, que en la anterior Champions se había convertido en la revelación al eliminar al Real Madrid en octavos de final y a la Juventus en los cuartos de final, se ubicó en esta edición en la tercera posición en su grupo, detrás del Valencia y del Chelsea inglés. El Ajax, ahora, jugará la Europa League.

Las acciones del equipo en el que supo brillar Johan Cruyff cerraron con una cotización de 20,5 euros, un número que, no obstante, es 41% mayor al de comienzos del año. A pesar de las caídas de este año, el club también cosechó fuertes subidas después de los destacados triunfos que ha conseguido tanto en las competiciones europeas, como en la liga holandesa, en la que este año se consagró campeón por vigésima sexta ocasión.

El Borussia, la contracara

El Borussia Dortmund alemán, por el contrario, registró un alza del 8,2% en la Bolsa de Francfórt, su mayor subida desde abril de 2018, después de clasificar a los octavos de final en el grupo más difícil de esta edición de la Liga de Campeones.

El club que dirige técnicamente el suizo Lucien Favre venció, no sin complicaciones, al débil Slavia Praga de República Checa por 2-1 y aprovechó el triunfo del Barcelona en Milán frente al Inter por 1-2 para colarse en la segunda ubicación del "grupo de la muerte".

Normas
Entra en El País para participar