Utilizan pymes para minar bitcoins. Y ellas ni se enteran

Los ciberdelincuentes aprovechan los recursos de las empresas para ‘minar’ criptomonedas y obtener beneficios.

minar bitcoins pymes

Ordenadores que van más lentos de lo normal y que, además, se han sobrecalentado. O una conexión a Internet más lenta de lo normal. Son sólo algunos síntomas de que es probable que los ciberdelincuentes se hayan saltado las barreras de protección de la compañía y estén utilizando los dispositivos de la compañía para minar criptomonedas. Esta práctica se conoce como cryptojacking, y ha sido analizada en profundidad por el portal especializado Hablemos de Empresas, promovido por la compañía de telecomunicaciones Orante.

Según la información publicada en dicho portal, en 2018 este tipo de ciberdelincuencia afectó a las empresas 10 veces más que el ransomware, según se ha publicado en la segunda edición del Security Report 2019 de Check Point.

Utilizan empresas

Los ciberdelincuentes utilizan ordenadores de empresas principalmente porque para el minado de monedas virtuales se requieren ordenadores que integran multitud de procesadores que incrementan la velocidad de cómputo, algo que un internauta no suele disponer en casa porque son costosos y consumen mucha electricidad. La minería de monedas virtuales conlleva unos costes que muchos se resisten a asumir, de manera que los ciberdelincuentes utilizan el cryptojacking para que las empresas corran con los gastos mientras ellos se lucran.

Menor riesgo

Entre las ventajas de esta práctica para los ciberdelincuentes es que el riesgo de ser identificados es mucho menor que en otros tipos de ciberataques, sobre todo si minan criptomonedas menos populares que Bitcoin.

Combatir el cryptojacking

¿Cómo combatir el cryptojacking? Muchas pymes se preguntan cómo evitar ser atacados por esta práctica. Para ello la compañía debe primero concienciar de esta amenaza a todos los empleados de la organización a través de acciones formativas o elaborando una guía de buenas prácticas en seguridad informática.

A continuación es esencial que la empresa utilice antivirus y soluciones de ciberseguridad y se preocupe de tenerlas siempre actualizadas. Además de eso, las empresas también pueden instalar extensiones anti-criptominado en los navegadores web, uno de ellos que puede servirles es ‘minerBlock’. Al margen de lo anterior, deben evitarse el uso de extensiones de todo tipo aunque sean de distribuidores oficiales que puedan ejecutar códigos no deseados.

Por otro lado es importante configurar el cortafuegos y las herramientas de filtrado web de la compañía a fin de bloquear accesos a sitios web de poca confianza.

Normas