El acercamiento comercial no convence a los mercados

El selectivo español cede un 0,36%, en línea con el resto de Bolsas europeas

ibex 35
Interior de la Bolsa de Madrid. EFE

El último acercamiento comercial no basta para convencer a los mercados. Washington no aplicará finalmente los aranceles previstos para el próximo 15 de diciembre, pero no los elimina completamente, sino que los aplaza. Este gesto incentiva a que ambos países prosigan en las conversaciones para tratar de alcanzar un acuerdo parcial que suavice un conflicto que ni mucho menos tiene visos de tener fin próximamente. 

El mercado se muestra especialmente sensible a las informaciones referentes a la guerra comercial. Las noticias que circulan este martes han ayudado a que los inversores dejen a un lado sus previsiones más catastróficas. Aunque la información recogida por Bloomberg no cuenta aún con el visto bueno de Donald Trump, el nuevo acercamiento ha sido suficiente para moderar los descensos, pero no ha bastado para devolver el tono positivo. El Ibex 35 ha cerrado con una caída del 0,36% frente al 1% que llegó a perder a lo largo de la sesión.

Red Eléctrica, ACS e Inmobiliaria Colonial han sido los más beneficiados de la jornada de hoy en el principal selectivo español con alzas del 0,77%, el 0,69% y un 0,43% respectivamente. En el lado opuesto, Caixabank, ArcelorMittal y Ence han acabado como los más castigados al retroceder un 1,91%, el 2% y un 2,26% cada uno.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.573,70 -0,39%
DOW JONES 29.243,34 0,16%
EUROSTOXX 50 3.769,79 -0,51%
USD x EUR 0,9020 0,000%
Petroleo Brent 63,370 -1,889%

Por su parte, el Banco Sabadell se ha dejado un 1,4% después de que los analistas de Bank of America hayan asegurado que sus acciones pueden llegar a caer más de un 50% debido entre otros factores al plan de negocio que la entidad tiene para su filial británica TSB.

Los inversores llevan meses acostumbrados a las constantes idas y venidas entre EE UU y China. La firma del pacto es visto como el único aliciente para dejar a un lado las caídas y decantarse por las compras. Aunque los futuros de Wall Street se dieron la vuelta nada más saltar la información, la Bolsa estadounidense cotiza con ligeros descensos.

Las negociaciones comerciales no son el único frente abierto. Esta semana el mercado contará con una amplia batería de referencias entre las que destacan las reuniones de la Fed y el BCE y las elecciones en Reino Unido

Los comicios británicos parecen decantadas a favor de Boris Johnson, lo que ha llevado a la libra a marcar máximos en medio año (está hoy en 1,315). En cuanto al precio del dinero, no se esperan novedades en las reuniones de los banqueros centrales.

"Por lo general, las últimas lecturas de la economía estadounidense validan la decisión que la Fed adoptó el pasado 30 de octubre de abstenerse de efectuar más recortes de tipos por el momento, la Fed probablemente se reafirmará en su instancia de esperar y ver durante su última reunión del año", explican los expertos de Julius Baer. En cuanto al BCE, los analistas de Pimco aseguran literalmente que hará falta "un apocalipsis zombi" o "un milagro en la inflación" para que haya cambios radicales en los tipos a largo plazo en 2020. 

Descartados más recortes de tipos en Estados Unidos y con el estreno de Christine Lagarde en Fráncfort, queda por ver, las pistas que ofrecerán las autoridades monetarias de cara al próximo año.

En cuanto a los aranceles, mientras crece el optimismo sobre un nuevo acuerdo comercial entre EE UU, México y Canadá, el secretario estadounidense de Agricultura Sonny Perdue aseguró ayer que Trump no quiere aplicar nuevos aranceles, pero que quiere ver "movimientos" en China.

También al otro lado del Atlántico, el nuevo presidente argentino, Alberto Fernández, ha dicho durante su discurso de investidura que la deuda de Argentina es insostenible y que salvo que haya crecimiento económico, no habrá forma de pagarla.

En los mercados de deuda y divisas, los tipos a largo arrancaron ayer la semana con caídas, aunque la reciente mejora de las Bolsas los ha dejado bien por encima de mínimos. Hoy, pese a los retrocesos de la Bolsa, la rentabilidad repunta en el mercado secundario: el bono español a 10 años se compra al 0,468%, el alemán al -0,291% y el estadounidense al 1,810%. 

En las emisiones de deuda primarias, el Tesoro Público español ha colocado este martes 1.630 millones de euros en letras a tres y nueve meses en la última subasta del año, con un interés marginal ligeramente superior al de la anterior puja, aunque aún en negativo. A nueve meses se colocaron 1.250 millones de euros a un interés marginal del -0,46% frente al -0,486% de la anterior subasta. A tres meses, el Tesoro ha vendido 380 millones de euros a un interés marginal del -0,58% frente al -0,592% de la previa. La demanda total se ha situado en los 5.710 millones de euros.   

Normas