“Trump tiene razón con los aranceles a las exportaciones chinas”

Considera que pueden ser una buena estrategia para equilibrar una relación comercial muy desequilibrada

Rubén García-Quismondo, socio director de Quabbala Abogados
Rubén García-Quismondo, socio director de Quabbala Abogados

¿Y si Trump tiene razón en su política comercial agresiva con China? ¿Y si al final la única manera de que jueguen con las mismas reglas de juego que el resto de países exportadores e importadores es mediante la fijación de aranceles a la exportación de productos chinos? Ruben García-Quismondo, socio director de Quabbala Abogados, con despacho en Hong Kong, lleva más de 20 años trabajando en China y considera que la fijación de aranceles a China no tiene que ser considerada como un tema tabú. “Siempre han existido como una manera de defenderse frente a abusos de otros países”, remarca en una entrevista con Cinco Días.

García-Quismondo considera que, pese a las promesas y a los lentos avances realizados por el gigante asiático para convertirse en una economía de mercado, los resultados son muy pobres. “Hay sectores que están controlados por el gobierno, las empresas españolas no pueden establecer filiales en muchos de ellos y el sector financiero está blindado al capital extranjero”. En su opinión, la fijación de recargos a las importaciones podría ser una buena manera de que China, tal y como parece en la guerra con EE UU, ceda en el pulso y se avenga a negociar. “Trump tiene razón con la fijación de aranceles a China si trata de resolver una situación injusta”.

En el caso concreto de España, el socio director de Quabbala Abogados critica la entrega sin condiciones del Ejecutivo a las “supuestas” oportunidades comerciales que ofrece China. “Abren el mercado al jamón y algunos alimentos y ofrecen la posibilidad de ser punto estratégico de la ruta ferroviaria que une Asia y Europa. Pero, a cambio, no ofrecen ninguna contraprestación y siguen sin dejar acceder a su mercado”. García-Quismondo que esta relación desigual provoca que todos los trenes y contenedores que vienen de China lleguen llenos y vuelvan vacíos.

Normas
Entra en El País para participar