Medio ambiente

Ribera espera que la COP25 sirva para "convencer" y "garantizar" la lucha contra el cambio climático

España cede a la ONU las instalaciones de la cumbre mundial del clima

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, acompañado de la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, visita las instalaciones que acogerán la próxima Cumbre del Clima COP25, en Madridrn
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, acompañado de la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, visita las instalaciones que acogerán la próxima Cumbre del Clima COP25, en Madrid EP

España ha "entregado" simbólicamente a la ONU las instalaciones de la cumbre mundial del clima (COP25) que albergará el recinto ferial de Ifema en Madrid, en donde se reunirán delegaciones
de casi 200 países durante dos semanas desde el lunes para impulsar la lucha global contra la crisis climática.

En este acto protocolario de "cesión" de las instalaciones de la cumbre a Naciones Unidas han participado la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, junto con su homóloga chilena, Carolina Schmidt (Chile preside la cumbre, aunque se celebre en Madrid) y la secretaria Ejecutiva de la ONU sobre Cambio Climático, Patricia Espinosa

A la ceremonia sólo asistieron los periodistas y tuvo lugar después de que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la propia Ribera recorrieran el Pabellón 10 de Ifema, donde se ubican dos salas plenarias y se celebrarán los principales actos institucionales de la Cumbre, a partir del lunes, y negociarán los delegados de casi 200 países para cerrar el libro de reglas del Acuerdo de París y elevar la ambición climática global.

Tanto Ribera como Schmidt y Espinosa han destacado la necesidad de actuar ya con contundencia contra la crisis del clima, y la ministra para la Transición Ecológica ha avanzado que el éxito de la cumbre no se medirá tanto por nuevas decisiones que puedan adoptarse sino por el reforzamiento de la transversalidad de las políticas climáticas a todos los ámbitos y sectores.

Ribera ha expresado que en 2020 se iniciará un nuevo ciclo en el que los países deben comunicar a la ONU unas contribuciones nacionales "con mayor ambición" justo en el momento en que comenzará a aplicarse el Acuerdo de París. Igualmente, ha considerado "fundamental"  que los gobiernos ayuden a los colectivos que se verán más afectados por el cambio hacia una transición ecológica de la economía.

Por su parte, Schmidt, ha abogado por aumentar la "ambición climática en el mundo" situando a las personas en el centro y recordó que el eslogan de la Cumbre es "tiempo para la acción". La presidenta d ela COP25 ha idicado que los actuales compromisos climáticos de los países "no son suficientes" para limitar el calentamiento del planeta a 1,5ºC respecto a la época preindustrial, como recoge el Acuerdo de París, por lo que instó a "cambiar el rumbo". Además, destacó que por primera vez acudirán a una Cumbre del Clima ministros de economía, agricultura y ciencia.

Por otro lado, Espinosa ha agradecido que la COP25 vaya a celebrarse con el programa previsto inicialmente en las mismas fechas en Santiago de Chile y ha señalado que "la ciencia nos dice que estamos a tiempo" para frenar la crisis climática. "No se trata de transformar el mundo de hoy para mañana, pero tenemos que tomar decisiones hoy. Eso significa que debemos cambiar la manera en que producimos, nos transportamos", ha concluido.

Normas