Las empresas ganaron un 44,5% menos hasta septiembre por la ausencia de atípicos

La Central de Balances del Banco de España confirma la desaceleración del empleo y de la actividad

Trabajadores de Sidenor en Basauri
Trabajadores de Sidenor en Basauri

La desaceleración salta de la macroeconomía a la microeconomía. La estadística trimestral que elabora el Banco de España confirma que en los tres primeros trimestres de 2019, las empresas no financieras ganaron un 44,5% menos respecto al mismo período de 2018, como consecuencia de la ausencia de ingresos atípicos. "En 2018 se registraron importantes plusvalías generadas en operaciones de venta de activos financieros, lo que contrasta con los deterioros por la pérdida de valor de activos de esa misma naturaleza contabilizados el año anterior", recalca el estudio del Banco de España, que basa su información en la respuesta de 957 compañías.

A la falta de ingresos atípicos se sumó la desaceleración de la actividad y del empleo, que ya se empezó a vislumbrar en el cierre de 2018. Entre enero y septiembre, la actividad solo creció un 0,5% frente al 3,7% registrado doce meses antes, aunque los ajustes se concentraron en la industria, con una caída del 9%, y en tres subsectores: refino del petróleo, con una caída del 35,2%; fabricación de productos minerales y metálicos (-19,5%) y productos informáticos y electrónicos (-18%). El resto de sectores registraron subidas, aunque inferiores a los tres primeros trimestres de 2018.

La industria ha perdido un 9% de actividad y un 0,4% del empleo en los tres primeros trimestres

Como consecuencia de la menor actividad, energía e industria fueron las actividades que más trabajadores perdieron hasta septiembre, con un recorte del empleo del 1,7% y del 0,4%, respectivamente. En el resto de secciones estudiadas se produjeron incrementos en las contrataciones. La Central de Balances destaca la pujanza del empleo indefinido frente al temporal, ya que en los tres primeros trimestres del año, el indefinido escaló un 1,1% y el temporal bajó un 1,3%. Sin embargo advierte que, al igual que sucedió en 2018, el número de empresas que creó empleo volvió a caer y se situó en el 48,9% del total, 2,8 puntos menos que doce meses antes. Pese a ello, el informe destaca que son más las empresas que crean que las que destruyen empleo.

La Central de Balances remarca, no obstante, que la tendencia de desapalancamiento de las empresas no financieras se ha corregido en los tres primeros trimestres de este año. En concreto, el endeudamiento en realción con el activo neto repuntó un punto porcentual hasta situarse en el 43% del total, mientras que si se compara con los excedentes ordinarios sube 14 puntos porcentuales, hasta el 524%.

 

Normas