Las hipotecas multidivisa hacen temblar a la filial de Santander en Polonia

El Tribunal Supremo del país ha fallado a favor de un cliente, desencadenando caídas en Bolsa de los bancos y de la divisa nacional

hipotecas multidivisa
Sucursal de Santander Bank Polska, la filial del banco español en Polonia.

Las hipotecas multidivisa han vuelto al estrado. En este caso, un fallo del Tribunal Supremo polaco ha puesto en alerta a los inversores por el riesgo que los 31.000 millones de euros en estos productos en Polonia  suponen para la divisa polaca (el eslotis) que, tras la sentencia, ha caído un 0,29% y se ha situado en mínimos de principios de octubre.

El Alto Tribunal ha permitido este jueves que las hipotecas multidivisa -la mayor parte de ellas denominadas en francos suizos- sean convertidas en eslotis al tipo de cambio inicial y se mantengan ligadas al Libor suizo -por debajo del equivalente polaco-. Esto supone que la entidad que comercializó este préstamo, el Bank Pekao, tendrá que recalcular la hipoteca, descontar las cuotas abonadas y, en su caso, devolver el dinero correspondiente. Aunque la sentencia del Supremo polaco solo se aplica a este caso concreto, el temor del sector es que marque las pautas futuras para el resto de tribunales de manera que salgan a la luz otras decisiones similares. "Es el peor escenario para los bancos", según Lukasz Janczak, analista de Ipopema Securities en Varsovia. 

Tras conocerse el fallo, el parqué polaco, el WSE WIG 20, ha caído un 0,56%, arrastrado principalmente por los descensos del principal prestamista del país, el PKO Bank Polski que, a pesar de que ha repetido numerosas veces que no está expuesto a los préstamos multidivisa puesto que la mayoría de sus hipotecas extranjeras están denominadas en vez de indexadas, se ha desplomado un 3,17%.También han destacado las pérdidas de la filial de Santander en el país, que ha cedido un 3,27%. Y es que el banco español tiene hipotecas multidivisa por valor de alrededor de 2.000 millones de euros en Polonia.  

Este es el primer veredicto de un tribunal polaco después del fallo del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) el pasado 3 de octubre, que fue visto con optimismo por la banca. El TJUE determinó que la clausula del tipo de cambio era abusiva, pues repercutía sobre el consumidor la diferencia entre el tipo de cambio del comprador y del vendedor, lo que daba al banco un beneficio del que el cliente no era consciente. No obstante, estableció que la posibilidad de reemplazar dicha clausula de forma general quedaba en manos del legislador nacional. 

El fallo sugiere que "toda la cartera de hipotecas que no esté en eslotis es un riesgo para los prestamistas nacionales", afirma el analista de Bloomberg Tomasz Noetzel. "Puesto que las reclamaciones legales comenzarán a subir, las provisiones para cubrir este riesgo pesarán más sobre las cuentas de los bancos". Por el momento, menos del 10% de los titulares de estas hipotecas han demandado a las entidades, pero los tribunales comienzan a ver cómo los casos no paran de incrementarse y la decisión del Supremo podría hacer que más personas se decidan a demandar. Según Votum, el principal representante de los hipotecados en el país, 54 de los 72 veredictos de los últimos dos meses fueron en favor del consumidor. 

Este tipo de préstamos se pagan en una moneda distinta a la del país de origen, normalmente francos suizos o yenes, con el riesgo que esto supone por la oscilación de las monedas, y el tipo de cambio de moneda que el cliente debe abonar. Su comercialización fue habitual antes de la crisis, también en España, cuando el euríbor superaba el 4%. De hecho, el Supremo español ya ha declarado nulos varios de estos préstamos vendidos por Barclays, CaixaBank, BBVA, Santander y CaixaBank. Aunque inicialmente no se pusieron trabas a estos productos, todo cambió después de que el TJUE, en referencia a un caso rumano, declarara abusivos los préstamos si la entidad no informaba al cliente de los riesgos que implicaban.

Normas