Los consejos del 'padre' de la moción de censura para recuperar la confianza

Iván Redondo, el asesor de Pedro Sánchez analiza la crisis de las instituciones

Iván Redondo
El director del gabinete de presidencia del Gobierno, Iván Redondo, y el director general de la Fundación Bancaria la Caixa, Jaume Giró.

Bolivia, Colombia, Chile, Hong Kong o Cataluña son solo algunos ejemplos. En los últimos meses las protestas han sido actos generalizados en diversas partes del mundo. Una ola que responde a una profunda crisis de confianza en las instituciones y un desencanto extendido entre la población mundial, según explicó Iván Redondo, director del gabinete de presidencia del Gobierno, este miércoles en CaixaForum Madrid.

El asesor fue director de gabinete de la Junta de Extremadura con José Antonio Monago, pero tras el rechazo del Partido Popular, empezó a trabajar con el Partido Socialista y fue uno de los responsables de orquestar la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez al frente del Gobierno. Redondo conversó este miércoles con Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria la Caixa y presidente de Corporate Excellence, en el marco de la reunión anual de esta última fundación empresarial. Durante una mesa redonda titulada Gestión de los intangibles y las expectativas en un mundo en transformación: escuchar, medir y actuar, ambos aseguraron que la confianza, ligada a la reputación, es la base sobre la que se sustenta cualquier sistema político o empresarial. En esta línea, Redondo hizo hincapié en que la corrupción, el incumplimiento de los programas electorales y los recortes que sufren las clases medias y trabajadoras son los principales elementos desestabilizadores del momento.

Aunque cada una de las luchas de los países anteriormente mencionados tienen un desencadenante diferente, el experto observó que el mínimo común denominador de todas ellas se apoya en tres fracturas: la generacional, la ideológica y la territorial. “Hay que encontrar las bases de la política para recuperar la confianza en las instituciones. Pero esta placa tectónica a la que tratar de volver es diferente en cada región”, prosiguió el asesor del Gobierno.

Los sentimientos se postulan como la principal herramienta a la hora de cerrar esta herida. “La búsqueda de lo humano tiene más que ver con lo emocional que con lo racional. Por ello, cuando se rompe la confianza, hay que trabajar el terreno de las emociones”, justificó Redondo, para quien esta dinámica siempre ha funcionado de la misma manera, aunque ahora se ha hecho más visible gracias a las redes sociales.

Estas plataformas digitales fueron especialmente celebradas por Giró, quien comentó que la velocidad de las nuevas tecnologías ha desembocado en que conozca las noticias a través de tuits. Un punto en el que, sin embargo, discrepó Redondo. “El papel de los medios de comunicación es el mismo de siempre: traducir la realidad. Esta función es cada vez más importante porque el reto ahora está en poder diferenciar el ruido de la señal”, recordó el experto. La educación es el mejor antídoto frente al peligro de la desinformación y las llamadas noticias falsas. Por ese motivo, el asesor del Gobierno destacó el papel de las piezas de análisis e interpretación, así como de los medios que se dedican a la verificación de hechos. “Hay personas que viralizan mentiras sin saber que lo son, pero agradecerían conocer la verdad”, aseguró.

Estamos ante el reto de sacar a mucha gente de la famosa caverna de Platón

Iván Redondo, director del gabinete de presidencia del Gobierno

Por su parte, el director de la Fundación Bancaria la Caixa se mostró especialmente preocupado por el sesgo de confirmación, por el que las personas leen solo aquello que refuerza las ideas que ya tienen. En esta ocasión, Redondo apoyó su inquietud. “Esta retroalimentación es un problema. Nos encontramos ante el reto de sacar a mucha gente de la famosa caverna de Platón y unir comunidades cerradas”, apuntó. Aun así, se trata de una desviación natural, al igual que les ocurre a los fans de los equipos de fútbol o a los seguidores de la Fórmula 1 con su deportista favorito. “Es comprensible, pero actuando de esta manera, se pierde riqueza de ideas”, lamentó.

Los cálculos son el terreno preferido del asesor, a quien Giró presentó como “la persona que más rápido analiza los cambios actuales”. Redondo reconoció que solo le interesa aquello que se puede medir, pero sin caer en la obsesión. “Esto es un arte, al final es el toque humano el que hace que salga bien”, puntualizó. Sin embargo, se mostró muy optimista con el papel de la inteligencia artificial en la innovación, aunque consciente de que esta también genera brechas. “La historia es una correlación de desigualdades. Siempre ha ocurrido lo mismo con la incorporación de nuevas herramientas. Por eso es necesario que la administración pública esté muy pendiente para redistribuir y atajar estas diferencias”, concluyó.

Normas