La subasta del 5G francés es un golpe controlado a las telecos

Opta por un camino intermedio entre el caro precio de Italia y el barato de Austria

Mobile World Congress de Barcelona.
Mobile World Congress de Barcelona.

Francia se resiste al impulso de explotar a sus telecos. Al garantizar a las cuatro principales una banda del espectro de 5G decente a un precio razonable, evitará la frenética puja que disparó los costes en Alemania e Italia. Es un gran alivio para un sector tambaleante, y una buena noticia para los clientes.

El 5G plantea a los Gobiernos una dura elección. Como guardianes de la preciada banda 3,4-3,8 gigahercios, pueden cobrar lo que quieran a las telecos para que puedan construir redes. Pero si exigen demasiado, puede frenarse la inversión o subir mucho la factura de los clientes. Por eso China o EE UU están casi regalando espectro.

La administración italiana, escasa de efectivo, adoptó el enfoque contrario, ya que hace un año recaudó 6.500 millones con el espectro del 5G. Ese alto precio se debió a la decisión de Roma de subastar dos grandes bloques a los mejores postores. El precio final sale a un coste por persona de 0,28 euros por megahercio. La subasta alemana de junio produjo un precio unitario de 0,17 euros. Otros europeos han sido menos codiciosos: Austria cobró solo 0,05 euros en marzo.

Felizmente para Orange, Altice Europe, Bouygues e Iliad, Francia está tomando el camino intermedio. Los cuatro ya están en una posición débil, gracias a una larga guerra de precios. Iliad, por ejemplo, verá una caída del 6% en el ebitda este año.

Y lo que es más importante, al dividir la parte óptima del espectro del 5G en cuatro tramos de 50 megahercios, París da a cada operador suficiente ancho de banda para ejecutar un servicio viable. A 350 millones cada uno, o 0,1 euros por megahercio y persona, el precio es razonable. El ancho de banda restante se subastará en tramos más pequeños. Es poco probable que esto genere un resultado como el de Italia, donde dos jugadores terminaron con mucho más que los perdedores, creando un duopolio en potencia.

El Tesoro francés sigue teniendo garantizados al menos 2.170 millones, un 44% más que el precio recomendado por el regulador, cuya prioridad es la cobertura y no los ingresos. Para las telecos, es un desenlace equitativo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías