Operaciones

Grenergy dará el salto del MAB a la Bolsa oficial el próximo 13 de diciembre

La compañía se revaloriza en torno a un 150% en lo que va de año; será el único debut en 2019 al margen de los del mercado alternativo

GRE Energy Pulsar para ampliar el gráfico

Grenergy no es nueva en el mercado, ya se estrenó en la plataforma alternativa de BME, el MAB, en julio de 2015 con un valor de 31 millones. Pero sí será un debut en la Bolsa con mayúsculas, después del fracaso de Balboa, el vehículo diseñado por Arcano para invertir en Silicon Valley. Y con un valor más que notable, de alrededor de 350 millones de euros, después de dispararse en torno a un 150% en 2019.

La fecha del estreno está prevista para el 13 de diciembre, a la espera de que la CNMV dé el visto bueno al folleto la próxima semana, según fuentes financieras. Grenergy, fundada por David Ruiz de Andrés, que además es su consejero delegado y su máximo accionista con el 76%, utilizará la fórmula del listing para su puesta de largo. Es decir, no colocará acciones, ni nuevas ni antiguas, sino que la liquidez vendrá de los inversores que quieran comprar y vender en el estreno.

Cierto es que, para cumplir con las recomendaciones de la CNMV, el free float (capital que cotiza libremente) debe llegar al nivel mágico del 25% desde el actual 17%, y para ello se buscará una solución en el futuro inmediato. La compañía ya cuenta con una base importante de accionistas, en torno a 600, y este número se disparará con el salto a la Bolsa sénior. Ya será comparable con otras empresas del sector, como SolarPack, que se estrenó en diciembre de 2018, o Solaria. Esta última salió en 2007 como un fabricante de paneles solares y después experimentó una metamorfosis para convertirse en un desarrollador de energía fotovoltaica. Audax también cotiza en la Bolsa, aunque su modelo es el de comercializador, similar al de Holaluz, que se estrenará mañana en el MAB con una tasación de 160 millones. Greenalia, de momento, está en el MAB, con un valor de alrededor de 150 millones de euros, con la expectativa también de dar el salto al mercado regulado en los próximos años.

Grenergy prepara los últimos detalles, a la espera de que el supervisor que preside Sebastián Albella dé luz verde a su folleto. En la junta que celebró el pasado 17 de junio ya inició los trámites para su estreno en la Bolsa. Cambió de auditor, de Mazars a una de las big four, EY, y contrató al despacho de abogados Ramón y Cajal. El 15 de noviembre, dio el paso definitivo para la mudanza a la Bolsa regulada de BME, con un cambio de estatutos para adaptarse a los estándares de gobierno corporativo. Esta operación le dará pleno acceso al mercado capitales para crecer, si es necesario, a través de ampliaciones en el futuro.

Prevé tener 650 megavatios construidos en 2020, con 360 para producción

JB Capital sitúa su valoración entre 370 y 560 millones de euros

“El secreto de su éxito”. JB Capital, otro de los bancos que ayudará a Grenergy a dar su salto a la Bolsa oficial, titula así su informe de valoración. Le asigna un rango de valoración de entre 370 y 560 millones, con un precio por acción de 15,2 a 23 euros, si bien en esta tasación hay un descuento del 10% por cotizar en el MAB, que desaparecerá con el estreno en el mercado grande. JB Capital destaca su integración vertical y que está centrada en la energía fotovoltaica, la de mayor crecimiento.

La empresa ha sorprendido al mercado con la emisión de los primero bonos verdes en el Mercado Alternativo Bursátil (MARF), con Bankinter como único coordinador, por un importe de 22 millones que vencerán en cinco años. Es la primera empresa con un rating inferior al grado de inversión (es BB+, según Axesor, frente al venerado BBB-) que paga menos de un 5%: un 4,75%.

Grenergy experimenta una espectacular revalorización, tanto desde su salida al MAB como en el año. Ha construido proyectos que suman 150 megavatios, está en proceso de levantar otros 241, cuenta con un cartera para su desarrollo inmediato de 351 megavatios y los que están en estudio supera los 4.000, según su última presentación, para el Foro Latibex. Está presente en seis países, su plantilla asciende a más de 140 empleados, sus ingresos entre enero y junio alcanzaron los 56 millones, con un beneficio neto de nueve y una ratio de deuda entre ebitda de 0,5 veces.Para 2020 espera tener 650 megavatios construidos, de los que empleará para producción propia unos 360. La firma no tiene entre sus objetivos inmediatos repartir dividendos.

Las perspectivas del sector y, particularmente, de la energía solar, el modelo de negocio y la cartera de proyectos de Grenergy son los tres factores que CaixaBank ha tenido en cuenta a la hora de hacer una valoración de Grenergy. Los analistas de dicha firma han fijado un precio objetivo de entre 17 y 25,7 euros por acción. Destacan además, que Grenergy tiene una atractiva historia de crecimiento y las acciones cotizan con un descuento respecto a sus competidores de 8,5 veces.

Normas