Operaciones

Arcano cancela la salida a Bolsa de Balboa por falta de demanda

La boutique de inversión achaca a las "condiciones de mercado" la decisión

Arcano cancela la salida a Bolsa de Balboa por falta de demanda

No es el año para las salidas a Bolsa. Balboa, el vehículo de capital riesgo gestionado por Arcano ideado para invertir en fondos de compañías tecnológicas en su fase inicial,   no saldrá a Bolsa el próximo viernes 22 de noviembre. El único debut previsto en el mercado para 2019 —al margen de Holaluz, que pretende salir al Mercado Alternativo Bursátil (MAB)— queda postergado.

Tras adelantar CincoDías esta información en su edición web, la compañía ha remitido un hecho relevante a la CNMV. En él confirman que en la fecha límite para conseguir completar el libro de órdenes han decidido postergar la operación. Y aducen que la decisión se debe a las "condiciones de mercado". 

Ni Arcano, ni los coordinadores de la oferta de suscripción, Santander y JB Capital, han logrado los 100 millones necesarios para poner en marcha la operación. En un segundo escalón se encontraban AVR Capital, Banco Carregosa, Norbolsa, Octavian y el propio Arcano. Y eso pese a que ya tenían compromisos de suscripción por 25 millones de euros. La aspiración real de la firma era llegar a captar 150 millones de euros, a razón de 10 euros por acción. Fuentes conocedoras de la marcha de la transacción achacan el fracaso al resultado de las elecciones en España.

La estructura de la salida a Bolsa era similar a la de una socimi que se estrena para lograr capital y posteriormente invertirlo. Es decir, Balboa no cuenta con ningún activo, sino que su misión era rentabilizar sus inversiones con apuestas en otros fondos de venture capital, el segmento del capital riesgo que invierte en empresas tecnológicas en fases inicales.

La novedad era que Balboa permitiría acceder a este producto a pequeños inversores -los fondos de private equity tienen unos umbrales de entrada de al menos 100.000 euros- y además gozaría de la liquidez de una empresa cotizada. Es decir, los inversores podrían deshacer su posición antes de que se cumplan los largos plazos del capital riesgo, habitualmente entre tres y cinco años. A fin de cuentas, Arcano planteaba el lanzamiento de Balboa como una oportunidad para los inversores institucionales y los family offices europeos salvar la poca presencia del sector tecnológico en la Bolsa del Viejo Continente con participaciones en startups estadounidenses.

Pese a que en el folleto Arcano no prometía ninguna rentabilidad concreta, sí esgrimía un informe para atraer a posibles inversores. Este arrojaba una rentabilidad media de en torno al 30% en el tipo de inversiones que planeaban hacer desde Balboa. Los gestores ya habían identificado hasta cuatro fondos estadounidenses en los que invertir y planeaban hacer dos inversiones este semestre, así como una primera ampliación de capital en los próximos 24 meses, según explicó el presidente de Arcano, Álvaro de Remedios, en una entrevista con CincoDías. Todos estos planes quedan ahora en suspenso.

La decisión de Arcano puede dejar a cero el cómputo de estrenos en la Bolsa grande este año. Balboa iba a ser la única salida a Bolsa desde que en diciembre de 2018 debutó Solarpack. Antes ya han decidido o bien cancelar sus planes o postergarlos al año próximo Cepsa, Tendam, WiZink, Europastry o Haya Real Estate, si bien Balboa ha sido la única firma que ha llegado a lanzar el proceso oficialmente con folleto incluido.

Normas