Cada negocio declara de media 21.000 euros de IVA al año

Los madrileños abonan el triple y los murcianos una cuarta parte. El tipo medio efectivo oscila del 10% al 17% según el mapa empresarial

Cada negocio declara de media 21.000 euros de IVA al año Pulsar para ampliar el gráfico

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) aportó en 2018 más de 72.000 millones de euros, una cifra récord que supone un tercio de toda la recaudación tributaria, además de interesantes datos sobre el consumo y el mapa empresarial del país. Las últimas cifras de la Agencia Tributaria, de cierre del año pasado, indican que cada declarante, incluyendo a negocios y autónomos, traspasó al Estado de media 21.000 euros del IVA cobrado a sus clientes. La cifra, sin embargo, se triplica en Madrid y apenas supone una quinta parte en Murcia.

Para comprender estas diferencias hay que valorar el tipo de consumo y compañías de cada región, así como dónde declaran. El IVA es un impuesto indirecto con un tipo general del 21% sobre la base imponible del producto o servicio adquirido, que se aplica sobre la mayoría de transacciones, incluyendo las relacionadas con moda, decoración, electrónica, electrodomésticos o vehículos. Existe un tipo de IVA reducido, del 10%, para productos de mayor necesidad, como la alimentación, el agua, la vivienda o productos farmacéuticos que no sean medicamentos. Finalmente, existe un IVA superreducido, al 4%, para productos de primera necesidad como pan, queso, huevos, leche, verdura, fruta, hortalizas, legumbres, medicamentos, transporte para minusválidos, libros, periódicos o viviendas de protección oficial. Como resultado de estas tres vertientes, el tipo medio efectivo ponderado que se abona en España se sitúa en el 15,74%.

La cifra oscila, sin embargo, entre el 17,36% alcanzado de media en Madrid, donde existen comercios más importantes y un mayor consumo de bienes de lujo, y un 10,02% en Murcia, donde se abona una mayor proporción del IVA de productos de primera necesidad.

Más allá, aclaran desde el fisco, el reparto de recaudación regional está distorsionado por la mayor imputación de IVA a territorios con grandes empresas, especialmente Madrid, donde la Delegación Especial de la Agencia Tributaria centraliza todo el impuesto de grandes firmas como el Corte Inglés. Así, en 2018 se declararon 35.953 millones de euros de IVA en Madrid, prácticamente el 50% de toda la recaudación nacional. Sus 567.756 negocios declarantes aportaron de media 63.326 euros cada uno. En las antípodas, en Murcia se declararon 477 millones de euros de IVA, recabados por 108.000 comercios, lo que equivale a un pago medio de 4.405 euros y a solo el 0,7% de los ingresos nacionales de este impuesto.

Solo Cataluña se aproxima al fenómeno que supone Madrid, aportando 16.688 millones de euros, un 23,1% del total, al contar con un mayor número de comercios declarantes, 700.821, que aportan una cuantía menor, 23.813 euros de media. De hecho, solo estas dos regiones se sitúan sobre la media nacional de 20.941 euros por empresa declarante al año. Dado el tamaño de sus empresas, además, entre ambas comunidades declaran más de dos tercios de todo el ingreso anual que arroja el IVA a las arcas públicas.

Por sectores, el 41% de la recaudación proviene del pago declarado por comercios, establecimientos de reparaciones y negocios de transporte. A partir de ahí, otro 19% correspondió a firmas que prestan servicio a empresas; un 12% a negocios de construcción y actividades inmobiliarias; un 11% a la Industria; un 7% a actividades de información y comunicaciones; y el resto se reparte entre la industria energética, la banca o los servicios personales y de ocio, entre otras actividades.

Indicios de debilidad en 2019

Ingresos públicos. La recaudación de IVA ha comenzado a arrojar señales de atonía en el consumo, en paralelo con la desaceleración económica. Hasta septiembre, Hacienda había recaudado 54.056 millones, un 2,4% más que un año antes (2,5% en términos homogéneos), el ritmo más bajo de la recuperación. “Los ingresos por IVA, que eran otro de los motores del crecimiento, muestran en estos últimos meses una cierta moderación debida al intenso crecimiento de las devoluciones y a la ralentización de los ingresos brutos”, reconoce la Agencia Tributaria en su último informe, que asume que el alza del 3,9% registrada en agosto fue un “repunte pasajero”.

Normas
Entra en El País para participar