La toma de Air Europa por Iberia aviva el baile de alianzas en Sudamérica

Para IAG es crítico que su futura aerolínea mantenga pactos de negocio pese a salir de Skyteam

Avión A330 de Air Europa bajo el arco de agua con que fue recibido, en enero de 2018, tras el vuelo inaugural de la aerolínea al aeropuerto de Quito.
Avión A330 de Air Europa bajo el arco de agua con que fue recibido, en enero de 2018, tras el vuelo inaugural de la aerolínea al aeropuerto de Quito.

Una vez lanzada la inesperada ofensiva para liderar la conectividad entre Europa y Latinoamérica, con el acuerdo de compra de Air Europa, Iberia se ve más obligada que nunca a garantizar que sus viajeros tienen acceso a redes de distribución al otro lado del Atlántico, como sucede en Norteamérica de la mano esencialmente de American Airlines.

El asunto ocupa a la compañía del holding IAG, que vio frustrado en mayo su acuerdo de negocio conjunto con Latam por la oposición de las autoridades chilenas de la competencia. Ambos grupos se habían dado tiempo para analizar nuevos escenarios de colaboración, pero cualquier posibilidad quedó congelada en septiembre tras la entrada de la estadounidense Delta en el capital de Latam con un 20% (valorado en 1.735 millones de euros).

Esta última cambiará de acera, dejando la alianza de aerolíneas Oneworld para ingresar en Skyteam, donde Delta es referencia en Norteamérica y Air France-KLM lo es en Europa. Cualquier posibilidad de que la firma suramericana vire en el interés de la frustrada entente con IAG hacia un entendimiento comercial con el gran rival de Iberia en el salto a América, Air France, podría resultar un desafío al dominio buscado con la toma de Air Europa. De ahí, explican fuentes cercanas a las dos aerolíneas españolas, la máxima presión para estrechar las alianzas en Sudamérica y tejer otras nuevas.

La combinación de las dos compañías españolas precisa nuevas redes de conexión ante el triángulo Delta-Latam-Air France

La firma de la familia Hidalgo, por su parte, va a abandonar Skyteam y se da por hecho su ingreso en Oneworld si fructifica su adquisición por parte de Iberia, sujeta a la aprobación de las autoridades comunitarias de la competencia. Un cambio de alianza que podría obligar a reformular acuerdos de código compartido con grupos como Aerolíneas Argentinas y Aeroméxico, que ofrecen capilaridad a Air Europa cuando aterriza en sus destinos americanos. La panameña Copa, esta de la alianza Star Alliance, también está facilitando que los clientes de Air Europa y de Iberia multipliquen sus posibilidades de conexión a través del modelo de código compartido.

Un gigante en problemas

La colombiana en crisis Avianca (de la escuadra Star Alliance) podría pasar de fuerte rival de Iberia, Latam o Air France, en los últimos años, a candidata a protagonizar acuerdos de negocio más allá del código compartido que ya tiene con Iberia. De hecho, la quebrada a finales de 2018 Avianca Brasil ya fue uno de los socios de Air Europa en Sudamérica.

Avianca, Gol, Azul y Copa, están entre las candidatas a entrar en nuevos acuerdos

La dirección de Avianca, que como Latam apuesta por el modelo multihub, trabaja en estos momentos en el control de costes operativos (ha cerrado 21 rutas no rentables en el tercer trimestre) y en la reestructuración de su deuda. De forma paralela, busca poner en marcha un pacto para compartir redes con la panameña Copa y la norteamericana United. La última además participa junto al accionista de Avianca, Kingsland Holdings, en un plan para inyectar capital a la colombiana.

Los lazos entre compañías aéreas se estrechan y estos no son más que nuevos pasos en el proceso de consolidación del sector aéreo en todo el planeta. De momento, Avianca presenta pérdidas por 500 millones de dólares al cierre del tercer trimestre, lo que eleva la presión para la búsqueda de un bálsamo.

El presidente de Iberia, Luis Gallego, con el CEO de Globalia, Javier Hidalgo, tras firmar la compra de Air Europa por su eterno rival en España.
El presidente de Iberia, Luis Gallego, con el CEO de Globalia, Javier Hidalgo, tras firmar la compra de Air Europa por su eterno rival en España.

En Perú ha arrancado el proyecto de integración de Peruvian Airlines y Star Perú, después de que ambas hayan sido compradas por Global Investment Platform (GIP) entre el pasado octubre y este mes de noviembre. La empresa resultante será la segunda aerolínea del país por volumen de tráfico, detrás de Latam.

Y en Brasil son centro de todo tipo de especulaciones Gol Linhas Aereas y Azul. La primera de ellas, con una joint venture desde hace años con Air France-KLM (de la que pretendía beneficiarse Air Europa antes de su adquisición), ha sido tentada por American Airlines para la firma de un acuerdo de negocio conjunto. La mayor compañía aérea de EE UU es socia de IAG (British Airways e Iberia) en el Atlántico Norte e intenta reforzarse ahora en las rutas entre las dos Américas tras el matrimonio Delta-Latam.

Mientras se busca todo tipo de modelos de combinación de fuerzas comerciales, e incluso de negocios, otra vía en análisis en los cuarteles generales de IAG es la de la actuación con Air Europa en distintos mercados con certificados de operador aéreo (AOC) locales, una vez que ha conseguido este mismo año licencia para operar vuelos internos en Brasil. Se trataría de una opción de crecimiento a más largo plazo, para la que hoy no ayudan la situación económica de la región ni el contexto de combustible caro.

Antes del acuerdo entre los Hidalgo e Iberia, el plan de Air Europa era actuar como una low cost en Brasil, con foco en el corredor más concurrido del país, Río de Janeiro-Sao Paulo.

El contexto tras el anuncio de matrimonio

Defensa ante la Comisión de Competencia. La compra de Air Europa por Iberia, por 1.000 millones en efectivo, tiene su previsión de cierre en el segundo semestre de 2020. El equipo de Clifford Chance trabaja ya en la defensa de la operación ante la Comisión Europea.

Convivencia en Barajas. Las dos aerolíneas españolas estaban ya abocadas a compartir la T4 del aeropuerto madrileño de Barajas a partir de 2023 de la mano de la ejecución del plan de ampliación de la infraestructura.

Salto frente a Air France-KLM. La integración de Air Europa supondría a día de hoy la un 50% de ingresos extra para Iberia y el crecimiento de un 10% en ventas para la propia IAG. En cuanto a cuota de mercado, la aerolínea de Globalia otorga un 7% de cuota en el corredor entre Europa y Sudamérica. Con ello, IAG salta del 19%, cuota con la que empata con Air France-KLM, a un 26%. Lufthansa ocupa un 9% del mercado, y TAP y Latam se reparten un 8% cada una.

Suma de destinos. La combinación de Iberia y Air Europa abre la posibilidad de ofrecer un millar de nuevas rutas a sus respectivos clientes.

Normas