La CNMC rebaja del 18% al 10% el recorte a las redes de gas pero el trámite se atasca

El consejo discute si cambiar la metodología de las distribuidoras tras acordar reducir el tajo de 1.542 millones a 850 millones

cnmc gas
Sede de la CNMC, en Madrid.

El consejo de administración de la CNMC ha consensuado una importante rebaja del recorte que había propuesto para la retribución de las distribuidoras de gas natural en el periodo regulatorio 2021-2026. El acuerdo implica que el descenso acumulado en dicho periodo pasaría del 18% planteado en la circular sometida a audiencia pública el pasado mes de julio al 10%, según fuentes conocedoras del proceso. Se trata de la circular más correosa del paquete de 14 que el organismo debe aprobar antes de fin de año.

En volumen, el tajo pasaría de 1.542 millones de euros iniciales a 850 millones (la retribución actual de las distribuidoras es de 8.517 millones al año, de los cuales un 67% corresponde a Naturgy). Sin embargo, a pesar de este alivio, en línea con lo que la CNMC ha hecho en el resto de circulares retributivas (las de transporte y distribución eléctrica y las del transporte de gas, que pasan del 7% al 4,5% y del 21% al 10%, respectivamente), la relativa a la distribución de gas sigue atascada y no se espera que el pleno la apruebe esta semana, según distintas fuentes.

La discusión se centra ahora en qué metodología aplicar para llegar a ese recorte que todos parecen aceptar. Las opciones son dos: la remuneración por actividad (la que impera en estos momentos y que la propuesta de circular mantiene para las inversiones a partir de 2020) o la retribución por activos, la que los técnicos de la CNMC proponen para las redes anteriores a 2002 que se amortizan en 2020.

Las afectadas, que rechazan esta última opción, cuentan con el apoyo de una parte del consejo que considera que, dado que con ambas metodologías se puede lograr el mismo recorte, es más sencillo mantener una fórmula continuista y evitar una guerra abierta con las empresas que puede terminar en los tribunales. El pleno está dividido en dos bandos: por un lado, el del presidente, José María Marín, que defiende el criterio de la retribución por activos, mientras que la vicepresidenta, María Fernández, y otros consejeros son partidarios de la actividad argumentando que cambiar el modelo aumenta el riesgo de pleitos.

Según este último grupo, la metodología de retribución por activos (por cada instalación individualmente) habría tenido sentido, tal como plantean los técnicos, para un recorte duro. Pero, para la rebaja mucho menor que se ha acordado, la fórmula tiene menos importancia. Por actividad (o bolsa común de activos) se fija una remuneración que se incrementa en función del crecimiento de la demanda.

Las empresas más perjudicadas por los recortes son las que cuentan con las redes más antiguas, esto es, Madrileña Red de Gas y Naturgy (precisamente, la primera se constituyó con los activos que la antigua Gas Natural, antecesora de esta, se vio obligada a desinvertir por imposición de la CNMC tras la fusión con Unión Fenosa). En mejor situación se encontrarían las otras dos compañías relevantes del sector, Redexis y Nortegas, con activos más jóvenes.

Aunque la circular de distribución de gas es la más conflictiva, queda descartado, tal como se ha rumoreado en algunos ámbitos, que la CNMC vaya a tirar la toalla y aplazar su aprobación. El RDL que restituyó en enero las funciones normativas del organismo le obliga a aprobar antes de fin de año 14 circulares sobre energía y, pese a que el actual periodo regulatorio de las redes de gas acaba el 31 de diciembre de 2020, el organismo no quiere incumplir la ley y dar así argumentos a los abogados de las empresas. Las gasísticas han amenazado expresamente con acudir a la vía judicial, una amenaza que podrían cumplir igualmente.

Transición

A la rectificación de la CNMC han contribuido, además de las presiones del sector, a través de las alegaciones en el trámite de audiencia y de contactos con el consejo, el propio Ministerio para la Transición Ecológica. Este convocó para esta circular normativa (y para otras seis) la llamada comisión de coordinación, compuesta por tres representantes de cada parte (ministerio y CNMC) y en ella el departamento que dirige en funciones Teresa Ribera ha abogado por evitar males financieros irreversibles a las empresas, especialmente a las medianas.

Aunque la posible quiebra a la que aluden algunas compañías es inverosímil, ya que la retribución reconoce los costes de operación y mantenimiento y una tasa de rentabilidad, las que compraron caras sus redes no recuperarían su inversión. Además, se lamentan de que los recortes con la nueva metodología ahuyentaría a los inversores.

Una vez aprobada esta propuesta de circular, probablemente la semana que viene, quedan en cartera las de metodologías de peajes y la de acceso y conexión a las redes eléctricas. Asimismo, aprobará por primera vez los peajes de la luz y el gas de enero, en este último caso con la actual metodología pues la que está previsto que se apruebe este mes no entrará en vigor hasta 2021, con el inicio del nuevo periodo regulatorio.

El Consejo de Estado aprueba la primera circular

A través del Ministerio de Economía, la CNMC ha remitido al Consejo de Estado para su dictamen 10 de los 14 proyectos de circulares sobre energía que está tramitando este año. Se trata de la que establece la metodología de cálculo de la tasa de retribución financiera de las redes de transporte y distribución eléctrica y del gas, respectivamente, y la regasificación. Un método basado en el WACC o coste medio ponderado del capital. El organismo no ha puesto ninguna objeción al texto legal.

Mientras tanto, el Consejo de Estado sigue analizando las circulares sobre condiciones de acceso al sistema del gas; la de funcionamiento del mercado mayorista de la electricidad; las de retribución de las redes de transporte y distribución eléctrica; la de retribución del transporte de gas; las de retribución del operador eléctrico y el gestor del gas y la de instalaciones tipo y valores unitarios del transporte eléctrico.

Quedan pendientes de ser aprobadas por el pleno de la CNMC las circulares de retribución de distribución de gas; las de metodologías de peajes de luz y gas, respectivamente, y la de acceso y conexión a las redes eléctricas. Esta será la última,

Normas