Telefónica acelera el crecimiento en los grandes mercados y reduce beneficio por las provisiones

La operadora eleva los ingresos un 3,4% en el tercer trimestre

Confirma la venta de nuevas torres a Telxius

Telefónica registró unos ingresos de 11.902 millones de euros entre el tercer trimestre del año, un 1,7% más en términos reportados y un 3,4% orgánico, en línea con las previsiones del mercado. En los nueve primeros meses, el crecimiento es del 3,6%.

La operadora se ha visto impulsada por el crecimiento en todos los grandes mercados, con un avance orgánico del 1% de Telefónica España en el tercer trimestre; del 4,1% en Reino Unido; del 1,9% en Alemania y del 2,6% en Brasil.

En términos netos, Telefónica pierde 443 millones de euros en el tercer trimestre como consecuencia de las provisiones destinadas a gastos de reestructuración por el nuevo plan de bajas voluntarias en España (PSI), con un impacto negativo de 1.402 millones de euros; las plusvalías, en este caso positivas, por 267 millones, y otros factores, con impacto negativo de 114 millones. En términos subyacentes, el beneficio habría ascendido a 806 millones.

En el periodo entre enero y septiembre el beneficio neto cae un 50,6% como consecuencia de las citadas provisiones, hasta 1.344 millones. En términos subyacentes, el beneficio asciende a 2.588 millones.

Las cuentas provocaron en Bolsa cierta decepción. Las acciones han llegado a caer hoy un 2%, aunque tras la apertura de Wall Street han suavizado la bajada hasta el 0,97%.  Desde su precio mínimo anual, marcado el 15 de agosto, hasta la sesión de ayer, las matildes habían rebotado algo más de un 18%. Las provisiones registradas habrían estado ligeramente por encima de lo previsto.

En el tercer trimestre de 2019, la operadora registró 1.876 millones de euros de provisiones por gastos de reestructuración, que afectan a las partidas de gastos de personal en 1.873 millones, fundamentalmente 1.732 millones en España por el PSI y la actualización de otros planes de bajas anteriores, 93 millones en Hispam Sur y 48 millones en Otras Sociedades. Inicialmente se había comunicado una provisión por el citado PSI cercana a 1.600 millones. “Dichas provisiones no han tenido impacto en la generación de caja del trimestre y están enmarcadas en el proceso de transformación y simplificación de la compañía, que permitirá generar ahorros adicionales en gastos y eficiencias con impacto positivo en la generación de caja”, ha dicho el grupo.

El oibda baja un 31,9% en el tercer trimestre, hasta 2.748 millones de euros, si bien aumentaría un 0,8% orgánico. El oibda subyacente asciende a 4.243 millones, tras excluir gastos de reestructuración, con impacto negativo de 1.876 millones; plusvalías, con impacto positivo de 391 millones, y otros negativos factores, por 10 millones. El margen oibda se sitúa en el 23,1% en el tercer trimestre, con una reducción de 11,4 puntos porcentuales interanual (caída del 0,8 puntos porcentuales orgánicos), fundamentalmente afectado por la citada provisión por gastos de reestructuración. Entre enero y septiembre el margen oibda alcanza el 31,8% (-1,9 p.p. frente al mismo periodo de 2018; -0,8 p.p. orgánico).

Las variaciones de los tipos de cambio tuvieron un impacto negativo de 1.337 millones de euros en los ingresos, de 391 millones en el oibda y de 161 millones en el flujo libre de caja. En la deuda, sin embargo, el aumento por este impacto fue de solo 12 millones.

Telefónica, igualmente, redujo deuda por décimo trimestre consecutivo. La deuda neta se sitúa en 38.293 millones de euros a septiembre, un 8,1% menos interanual, y se reduce en 1.937 millones en el trimestre. Incluyendo eventos posteriores al cierre, con un impacto de 700 millones, la deuda neta decrece hasta 37.600 millones. El ratio de deuda neta frente a oibda pasaría de 2,62 veces a principios de 2019, a 2,49 veces al términos de septiembre y a 2,46 veces al incluir las operaciones posteriores. La compañía precisa que tras la adopción de la nueva norma contable NIIF 16 los pasivos por arrendamientos, incluidos los mantenidos para la venta, ascienden a 7.301 millones de euros, con lo que la deuda neta financiera incluyendo arrendamientos asciende a 45.594 millones.

En este caso, la operadora se ha visto favorecida por distintas desinversiones como la venta de los centros de datos a Asterion y el cierre de diferentes desinversiones en Centroamérica, así como por la evolución del flujo de caja libre, que aumentó un 40,3% en los nueve primeros meses del año, hasta 4.150 millones. 

En este escenario, la compañía ha reiterado los objetivos y el dividendo anunciado para 2019.

En términos de operaciones, los ingresos asociados a la conectividad de banda ancha junto a los servicios más allá de la conectividad representan el 55% del total, dos puntos porcentuales más, “reflejando la transformación de los ingresos y aumentando la sostenibilidad del negocio, mientras que la voz y el acceso se reducen en tres puntos porcentuales hasta menos de un tercio del total”.

Telefónica sacó partido del crecimiento de los nuevos negocios, como el 4G, con una ganancia trimestral de 3,6 millones de clientes; del contrato móvil, con un avance del 6%, y de la fibra óptica, con un crecimiento del 11%. De esta forma, el ingreso medio por cliente aumentó un 4,3% interanual, con una mejora del churn de 0,2 puntos porcentuales, dato este último que implica una mejora de la fidelidad del cliente.

La operadora alcanzó al cierre de septiembre los 123 millones de unidades inmobiliarias cubiertas con fibra o cable, de los que 54,5 millones son con red propia, un 11% más interanual. La teleco elevó su cobertura media de móvil 4G en los países en los que tiene presencia al 79%, dos puntos porcentuales más.

Venta de torres a Telxius

En la presentación remitida a la CNMV, Telefónica destaca la adquisición por parte de su filial Telxius de 432 torres a Telefónica en España, Perú y Chile, hasta un total de 1.090 torres adquiridas en 2019, y la aceleración de la construcción de torres nuevas con 148 en el tercer trimestre (361 en enero-septiembre). El consejero delegado, Ángel Vilá, ha indicado que estos han sido los primeros pasos para la monetización de nuevos activos en este ámbito, señalando que seguirán las ventas de torres en Brasil, Alemania y Reino Unido. "Seguiremos monetizando estos activos en los próximos trimestres", ha dicho el directivo en la conference call con analistas que ha seguido a la presentación de las cuentas, añadiendo que la empresa contempla tanto la opción de vender estos activos a Telxius como a otras compañías.

Así el porfolio alcanza 18.130 torres a septiembre, un 9,5% más interanual, con un “tenancy ratio” de 1,35 veces, siendo el de las nuevas torres adquiridas de 1,01 veces.

En el negocio de cable submarino, Telefónica destacado las ventas excepcionales de capacidad registradas en BRUSA (Brasil - Estados Unidos) en el tercer trimestre de 2018 y en MAREA (Estados Unidos - España) en el primer y segundo trimestre de este año.

Los ingresos del trimestre de Telxius ascienden a 200 millones de euros y se reducen un 14,9%, si bien aceleran el crecimiento hasta el 7,5% interanual excluyendo la venta de capacidad excepcional (+3,8 p.p. secuencial), con los ingresos de torres (89 millones) registrando “un sólido crecimiento del 7,6% interanual”, y los de cable mejorando secuencialmente su evolución gracias a una comparativa interanual más favorable (111 millones con un avance del 7,5% interanual excluyendo la venta excepcional).

Además, la operadora ha recordado su alianza con American Tower para el despliegue de fibra en Brasil, anunciada ayer por la filial en el país sudamericano.

Costes

Los gastos por operaciones se sitúan en 9.897 millones en el tercer trimestre (26.270 millones en enero-septiembre) y su variación reportada con un aumento del 24,0% interanual en el trimestre (un 7,7% en los nueve meses) se encuentra significativamente afectada por las provisiones. En términos orgánicos, los gastos por operaciones aumentan un 5,3% interanual en el tercer trimestre (+5,6% en los primeros nueve meses). Los aprovisionamientos aumentan un 8,2% interanual entre julio y septiembre (+7,1% en enero-septiembre) por el fuerte consumo de terminales de alta gama, mayores gastos de contenidos y mayores gastos asociados al aumento del negocio de TI.

El capex de entre enero y septiembre totaliza 6.657 millones de euros, con un aumento interanual del 17,2%, e incluye 1.465 millones por la compra de espectro, especialmente por la inversión de 1.425 millones de Telefónica Deutschland, sin impacto en la caja generada en el periodo tras aprobarse un diferimiento del pago. En términos orgánicos, aumenta un 4,6% interanual afectado por un distinto calendario de ejecución, suavizando secuencialmente su tendencia de crecimiento (+1,4% en el tercer trimestre).

El resultado de enajenación de activos del tercer trimestre totaliza 459 millones de euros, frente a 65 millones en el mismo periodo de 2018, destacando principalmente el impacto en oibda de plusvalías por la venta de Panamá (199 millones), nueve centros de datos (197 millones), torres (destacando 16 millones en Colombia) y venta de edificios (destacando 18 millones en España).

Normas