El 'autopilot' de Tesla ya vela por la salud de los conos en carretera

El 'autopilot' de Tesla ya vela por la salud de los conos en carretera

La nueva actualización los detecta y esquiva sin problemas.

Hace pocos días os contamos que en los planes de Tesla estaba el introducir en sus vehículos la conducción autónoma completa antes de finalizar el año y parece que las palabras de Elon Musk no ha caído en saco roto y ya corren para alcanzar ese objetivo. Ahora, los protagonistas son los conos. Los de carretera, no los futbolísticos.

Y es que está llegando a todos los propietarios de vehículos Tesla una nueva actualización que añade a todo el catálogo de obstáculos y vehículos que son capaces de detectar, a estos pequeños objetos de plástico que pueblan muchísimas carreteras de todo el mundo y que son esenciales a la hora de marcar desvíos provisionales, carriles temporales, etc.

El coche los ve, y nosotros en la pantalla

De esta manera, y al igual que podemos ver coches, camiones y otros vehículos en la pantalla que tenemos frente al volante, ahora se podrán visualizar tantos conos como los agentes de tráfico hayan instalado para indicarnos una zona de detención, desvío, etc.

Es de suponer que, a efectos de circulación, estos conos serán tomados al mismo nivel del de una línea que forma parte de los carriles, aunque será interesante ver cómo reacciona, en caso de estrechamiento, el vehículo si aparece otro en dirección contraria. Al fin y al cabo, como ya os mostramos el otro día, parece que no es necesaria una línea pintada para que los coches sepan por dónde deben circular.

Normas