La CE no analizará la compra de Air Europa por IAG hasta que las firmas la notifiquen

La transacción no se ha comunicado de forma oficial a la Comisión Europea

La CE no analizará la compra de Air Europa por IAG hasta que las firmas la notifiquen

La Comisión Europea (CE) señaló este lunes que no realizará un análisis de competencia sobre la anunciada compra de la aerolínea española Air Europa del grupo Globalia por parte del grupo británico IAG, al que pertenece Iberia, hasta que las empresas notifiquen formalmente la operación a Bruselas.

"Esta transacción no se ha notificado formalmente a la Comisión Europea. Siempre está en manos de las compañías notificar a la Comisión Europea las transacciones con dimensión europea", declaró en la rueda de prensa diaria de la institución el portavoz comunitario Daniel Rosario.

La CE, en principio, solo examina fusiones de gran tamaño que pueden afectar al conjunto de la UE, lo que significa que las empresas que se unen alcanzan ciertos umbrales de facturación. De lo contrario, corresponde a las autoridades nacionales aprobar o rechazar esas operaciones.

Según el anuncio de International Airlines Group (IAG), la compra rondará los 1.000 millones de euros y se cerrará previsiblemente en la segunda mitad de 2020.

El Ejecutivo europeo, que debe de ser informado de cualquier fusión con repercusión sobre el conjunto de los Veintiocho, antes de implementarla tampoco valoró cómo podría afectar esta operación a Iberia en relación con el "brexit", situación que evaluará una vez la operación se comunique oficialmente y en función de los acontecimientos relativos a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Una vez que se notifica una gran operación de empresas que pueda afectar a la libre competencia, Bruselas cuenta en un primer momento con 25 días laborables para el análisis, que pueden ampliarse diez días hábiles más si las compañías incluyen concesiones en caso de que se considere que la operación puede afectar a la competencia.

Si tras ese periodo perduran las dudas de Bruselas sobre los efectos de la adquisición en la competencia, se pone en marcha una investigación en profundidad que debe concluir en un plazo de noventa días laborables, si bien ese tiempo se puede prolongar hasta veinte días hábiles más.

No obstante, antes de la notificación oficial puede haber conversaciones informales entre las firmas implicadas y el Ejecutivo comunitario, explicaron fuentes europeas. 

Normas