Repsol capta 215.000 clientes de electricidad en 12 meses

La compañía no descarta nuevas recompras de acciones para aumentar la retribución al accionista

Repsol Pulsar para ampliar el gráfico

La incursión de Repsol en el campo de la comercialización de los servicios de electricidad y gas ha empezado a dar sus frutos y en su primer año la petrolera ha captado 215.000 clientes nuevos. En noviembre de 2018, la compañía oficializó la compra de activos de Viesgo creando así Repsol Electricidad y Gas, con una cartera de 750.000 clientes y 2.950 MW de generación de bajas emisiones procedentes de centrales hidráulicas.

Según indica la compañía en la nota de prensa correspondiente a los resultados de enero a septiembre, la firma tiene ya 965.000 clientes de luz, lo que implica un alza de 215.000. El objetivo es llegar a los 2,5 millones de clientes en 2025, tal y como informa la compañía en una presentación enviada a la CNMV.

Además, la empresa ha cubierto ya el 90% de su objetivo de capacidad de generación de bajas emisiones, 4.500 megawatios en el año 2025. Además de la capacidad adquirida a Viesgo, Repsol ha adquirido un parque solar en desarrollo en Valdecaballeros (Badajoz), que generará 260 megawatios, y ha anunciado otros dos desarrollos   eólicos en Andalucía y Castilla y León, por un total de 800 megawatios.

En paralelo, ha empezado la instalación del proyecto Windfloat, del que Repsol es partícipe junto con EDP Renováveis, Engie y Principle. Es el primer parque eólico flotante en Europa continental, y generará 25 megawatios. Cuando todas estas instalaciones estén operativas, la filial de Repsol superará los 4.000 megawatios de potencia instalada, frente al objetivo de 4.500.

Retribución al accionista

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha asegurado que el grupo cuenta con margen "de sobra" para nuevas recompras de acciones y ha abierto la puerta a proponer una nueva el próximo año si se dan las mismas circunstancias que en el presente ejercicio.

En una conferencia con analistas, Imaz insistió en este sistema de buyback como la mejor manera de incrementar el valor para los accionistas.

El pasado mes de julio, el consejo de administración ya acordó proponer a la próxima junta general aumentar la retribución al accionista a través de una amortización de un 5% del capital social a 31 de diciembre de 2018, lo que se añadirá a las amortizaciones realizadas con motivo de los diferentes scrip dividend.

Esta decisión se suma a la mejora acordada para el dividendo que, con un incremento anualizado del 8% respecto a 2017, alcanzará 1 euro bruto por acción en 2020.

Normas