Dimite el consejero delegado del mayor fondo soberano del mundo

Se trata de Yngve Slyngstad, de la entidad inversora noruega NBIM

Yngve Slyngstad
Yngve Slyngstad, exconsejero delegado del fondo soberano noruego NBIM.

Yngve Slyngstad, consejero delegado del Norges Bank Investment Management (NBIM), el mayor fondo soberano del mundo, dimitió este miércoles después de que la entidad inversora haya logrado superar por primera vez un valor de mercado de 10 billones de coronas (974.635 millones de euros).

"Estoy orgulloso de haber participado en la creación de una organización de inversión líder a nivel internacional", declaró el ejecutivo, de 56 años, que dirigía la empresa desde 2008. "Hemos logrado buenas rentabilidades para el bien de nuestro país", añadió Slyngstad, que permanecerá en el cargo hasta que el NBIM, entidad adscrita al Banco Central de Noruega, designe su sucesor. 

Slyngstad, por otra parte, anunció este miércoles los resultados del fondo. NBIM logró una rentabilidad del 1,59% en el tercer trimestre de 2019, lo que permitió un retorno de 236.439 millones de coronas noruegas (23.100 millones de euros), según informó este miércoles la entidad.

"El retorno en las inversiones en renta variable ayudó a elevar considerablemente el valor de mercado del fondo. Debido a que una gran parte está invertida en acciones, debemos estar preparados para grandes fluctuaciones del valor de mercado", alertó el consejero delegado.

La inversión en renta variable, que representaba el 69,1% de la cartera del fondo noruego al cierre del tercer trimestre, reportó a la entidad una rentabilidad del 1,27%, mientras que las posiciones en renta fija, un 28,2% del total, permitieron ganar un 2,36%. Por su parte, las inversiones inmobiliarias del fondo, que suponen un 2,8% del total, ofrecieron una rentabilidad del 1,56%.

El fondo noruego, que invierte en el exterior los ingresos procedentes del gas y el petróleo, destacó la depreciación de la corona frente al resto de divisas principales, lo que incrementó el valor del fondo en casi 349.000 millones de coronas (34.091 millones de euros).

El vehículo inversor escandinavo explicó que el 42,3% de sus posiciones en acciones correspondía al mercado norteamericano, donde obtuvo una rentabilidad del 2,9%, principalmente debido a los retornos de las acciones de Estados Unidos. En el caso de Europa, destino del 33% de las inversiones en renta variable, se produjo un "retorno plano", mientras que las acciones de Asia y Oceanía, el 22,3% de su posición, reportaron un retorno del 0,8%.

Normas
Entra en El País para participar