Estrategia de alta velocidad en Renfe ante la llegada de la competencia

Hoy termina el plazo para la presentación de ofertas ante Adif

competencia renfe
Locomotora de un tren de alta velocidad. Getty Images

Las cartas están prácticamente sobre la mesa. Mañana concluye el plazo para que las empresas interesadas en participar en la liberalización del transporte ferroviario de viajeros presenten sus ofertas a Adif. A partir de ahí, el gestor, junto con el Gobierno, seleccionará los competidores de Renfe en larga distancia y AVE, y comenzará un proceso que culminará con la privatización como tal a partir de diciembre de 2020.

El reparto se realizará en tres lotes: el primero (A) tiene una capacidad similar a la de Renfe en la actualidad; el segundo (B) tendrá el 30% de la misma, y el tercero (C) se destinará para las frecuencias de bajo coste.

Durante los últimos meses se han barajado diferentes nombres que apuntan a posibles nuevos jugadores, como la francesa SNCF, Acciona (que ha confirmado que no pujará finalmente), las alemanas FlixBus y Deutsche Bahn, Globalvia, Alsa, Ilsa, Talgo y la italiana NTV, entre otras. Los elegidos se conocerán previsiblemente antes de que acabe 2019.

Lo que sí es una realidad es la estrategia que está siguiendo Renfe, que aspira a hacerse con la mejor propuesta, la del lote A. Por ello, ha presentado a Adif una propuesta que incrementa su oferta actual en un 20%, lo que significa que pasaría a contar con una capacidad de 104 surcos, e incluye los principales ejes: Madrid-Barcelona, Madrid-Levante y Madrid-Andalucía. “Esta capacidad permitirá optimizar la flota y ofertar al mercado mejores oportunidades de viaje”, señaló la compañía la semana pasada.

Iniciativas contra reloj

Renfe no quiere perder su protagonismo en la red ferroviaria y, además de pujar en el proceso de liberalización, está impulsando una estrategia centrada en el crecimiento y la diversificación. Este mes de octubre ha emprendido diferentes iniciativas.

El presidente de la compañía, Isaías Táboas, ha confirmado que en enero próximo se pondrán a la venta los billetes para el nuevo AVE low cost, que inicialmente operará en la línea que une Madrid y Barcelona, y que podrán utilizarse a partir de abril de 2020; es decir, los viajeros podrán usarlo en las vacaciones de Semana Santa.

AVE low cost
Presentación de EVA, el tren low cost de Renfe.

También se ha iniciado el despacho de billetes de todos los trenes AVE, larga distancia y media distancia (regionales) en las oficinas de Correos repartidas por todo el país. Para el operador ferroviario supone “el cumplimiento de su objetivo de servicio público esencial”, ya que en 1.927 oficinas de Correos residen más de 15 millones de ciudadanos que no cuentan con puntos de acceso para adquirir billetes de forma presencial.

Otra de las actuaciones que ha llevado a cabo Renfe tiene que ver con la simplificación de la gestión del viaje. Acaba de ponerse en marcha una prueba piloto de Renfe as a Service (RaaS), una app de movilidad que integra todos los servicios. Esta plataforma estará abierta a todos los clientes; basta con registrarse en la página web de Renfe.

La aplicación integrará en un solo billete diferentes modalidades de transporte público y privado (AVE, metro, taxi, autobús, VTC, bicicletas y patinetes, entre otros) para que el viajero pueda organizar su trayecto de principio a fin. A lo largo de los próximos meses el operador realizará varias licitaciones públicas para el lanzamiento de la plataforma en 2020.

La empresa ofrece un aumento del 20% en su oferta con el objetivo de asegurarse el mejor de los tres lotes que saldrán a concurso

La expansión internacional es uno de los objetivos recogidos en el plan estratégico de Renfe para el periodo 2019-2023 y busca en gran parte mitigar los posibles efectos negativos que puede tener en su negocio la liberalización.

A finales de 2018, la empresa se adjudicó junto con Adif un proyecto (asesoramiento del diseño y la construcción) de alta velocidad en EE UU, concretamente para unir Houston y Dallas. Asimismo, en mayo de este año constituyó una filial, Renfe of America, para buscar nuevos negocios en el país. La compañía ya cuenta con una filial en Arabia Saudí que presta el servicio de alta velocidad entre Medina y La Meca.

El negocio de Renfe discurre por la vía correcta. Hasta septiembre ha logrado un beneficio que roza los 70 millones, lo que supone un incremento del 28% sobre el mismo periodo de 2018. Más de 376 millones de usuarios utilizaron sus servicios, un aumento del 1%.

Las claves de la liberalización

Europa. La apertura a la competencia de los mercados domésticos de servicios comerciales de pasajeros será obligatoria a partir de 2020. Alemania, Dinamarca, Polonia, Suecia y Reino Unido han completado el proceso de liberalización en sus servicios ferroviarios. En España, Finlandia y Francia aún no se ha liberalizado para viajeros.

Beneficios. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), “la experiencia internacional muestra que la liberalización resulta beneficiosa para los usuarios finales en términos de mayores frecuencias, calidad de servicio y precios”. Además, “el incremento de la actividad y la demanda producida genera recursos que contribuyen a la sostenibilidad de las infraestructuras”.

Retos. La CNMC señala que determinadas características técnicas de la infraestructura pueden dificultar la competencia entre diferentes operadores. Algunos aspectos, como la adjudicación de capacidad y fijación de cánones ferroviarios, pueden generar problemas por el marco regulatorio actual.

Normas
Entra en El País para participar