Ahorro para la jubilación

Casi un tercio de las empresas españolas ofrece planes de pensiones privados

Existe una gran disparidad entre sectores: estos planes están presentes en el 60% de las compañías del sector financiero y energético pero apenas en el 7% de las empresas de transporte y logística

Casi un tercio de las empresas españolas ofrece planes de pensiones privados

El sistema público de pensiones tiene un déficit cercano a los 17.000 millones de euros y supone un gasto de cerca del 11% del PIB, un porcentaje que se elevará al 16% en 15 años. Ante el envejecimiento de la población y las dudas crecientes en torno a la sostenibilidad del sistema público, el número de empresas españolas que ofrece planes de pensiones privados a sus empleados ha crecido en los últimos años y se aproxima a un tercio del tejido empresarial. En concreto, el año pasado, el 27,5% de las compañías contaba con un plan privado, 1,5 puntos porcentuales más que en 2017, según un informe que publica este lunes KPMG por tercer año consecutivo y en el que analiza la situación de las pensiones en España.

La heterogeneidad que existe entre los distintos sectores de actividad es enorme. En efecto, mientras que el 60% de las empresas del sector financiero y energético ofrece un plan de pensiones privado, ese porcentaje cae al 39% en el caso de las compañías químicas y farmacéuticas, y apenas supera el 7% en el ámbito del transporte y la logística. En el resto de sectores, la implantación ronda el 20%.

Oferta de planes de pensiones privados según el sector de actividad.
Oferta de planes de pensiones privados según el sector de actividad.

La fórmula de aportación más usada es la de un porcentaje fijo que se sitúa de media en el 4% del salario bruto. Además, un cuarto de las empresas españolas que ofrecen con planes de pensiones exigen una aportación por parte del empleado para tener derecho a la aportación de la compañía, en cuyo caso es habitual que la segunda duplique a la primera.

Según se desprende del estudio, seis de cada diez planes afectan al conjunto de la plantilla siempre que tenga al menos dos años de antigüedad, mientras que en el 20% de los casos se trata de un beneficio al que solo pueden acceder los directivos. Cuando se circunscribe a ellos, el coste medio para la empresa suele oscilar entre el 15 y el 20% del salario, si bien ese porcentaje escala con fuerza hasta el 60% cuando se trata de consejeros de empresas del Ibex 35.

KPMG destaca que el desarrollo de la previsión social complementaria ofrecida por las empresas se ha debido al establecimiento obligatorio o cuasi obligatorio de planes negociados con los sindicatos, como es el caso de Suecia u Holanda. En este último, los planes de pensiones privados son cuasi obligatorios y cubren al 88% de los empleados entre 15 y 64 años. Otro ejemplo es Reino Unido, donde las empresas tiene que suscribir un fondo de pensiones un gran número de trabajadores (mayores de 22 años y con ingresos que superen las 10.000 libras -11.600 euros- al año). Desde hace siete años, la afiliación al sistema británico es automática y los empleados tienen un mes para abandonarlo si quieren, pero el porcentaje apenas ronda el 10%.

Normas