Solo Elon Musk puede demostrar que los optimistas tienen razón

Que las ganancias de Tesla vengan de la disciplina de costes es un cambio bienvenido

El CEO de Tesla, Elon Musk.
El CEO de Tesla, Elon Musk.

Elon Musk está dando por fin a los accionistas de Tesla buenas noticias financieras. Los resultados del tercer trimestre publicados el miércoles trajeron una inesperada, aunque pequeña, ganancia de 143 millones de dólares. A diferencia de hace un año, el rápido crecimiento de las ventas no ha sido la causa, sino la disciplina de costes. Ese es un cambio bienvenido.

Los costes generales y de ventas cayeron, mientras que no hubo costes de reestructuración en absoluto, en comparación con los 117 millones del segundo trimestre. Si a esto le sumamos una mejora general en la problemática franquicia SolarCity, Tesla tenía unos 450 millones extra con los que jugar. Musk lleva un tiempo prometiendo reducir los gastos, por lo que es alentador ver que por fin hace efecto.

También era necesario. Puede que Tesla haya vendido un número récord de coches el pasado trimestre, pero la hazaña no se tradujo en una próspera línea superior. En realidad, los ingresos cayeron ligeramente respecto a abril-junio, y disminuyeron un 12% con respecto al excelente tercer trimestre del año pasado. Esto se debe a que la empresa entregó más unidades de su barato Model 3 que nunca.

Ahora, la clave del éxito de Tesla es que Musk encuentre una forma de revigorizar el crecimiento de las ventas que se ha ralentizado a bajos dígitos, al tiempo que sigue manteniendo los costes bajo control. Además, tiene que asegurarse de que la reducción de los gastos no comprometa la seguridad y la calidad de los coches, cuestiones que llevan plagando la empresa un par de años. También sería bueno que siguiera relativamente callado en las redes sociales, un hábito recién aprendido por Musk.

En el aftermarket del miércoles, los traders parecieron apostar claramente a que Musk finalmente esté en el buen camino, haciendo que las acciones de Tesla subieran un 20% respecto al cierre de la sesión, haciéndola acercarse a los 46.000 millones de dólares de capitalización bursátil. Los optimistas han sufrido decepciones en muchas ocasiones anteriores; sólo él puede demostrar que tienen razón.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías