Telecos

Telefónica contrata a Goldman para acelerar la venta de sus torres de móvil

Analiza distintas opciones para la posible desinversión

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. Getty Images

Telefónica parece acelerar en el proceso de venta de sus torres de telefonía móvil, al margen de Telxius, anunciado a principios de septiembre. Con ese objetivo, la teleco ha contratado a Goldman Sachs para la posible desinversión, según han adelantado Financial Times y TMT Finance, y ha confirmado este periódico de fuentes conocedoras del proceso.

La operadora, según publicó esta semana Financial Times, contrató al banco de inversión para analizar la venta de parte del capital de CTIL, la compañía participada al 50% por Telefónica y Vodafone, que agrupa sus activos de torres en Reino Unido. No obstante, según TMT Finance, Goldman Sachs tendría un mandado más amplio sobre el conjunto de las torres de la operadora española, que superan las 50.000, de las que un 60% están repartidas entre España, Alemania, Brasil y Reino Unido.

La teleco está analizando varios escenarios. Uno de ellos pasaría por la venta del portfolio de emplazamientos en varias partes, a través de distintas subastas, de las que las filiales en Alemania y España serían las primeras. Otro escenario pasaría por la venta de estas infraestructuras por regiones, vendiendo de forma separada los activos en Europa y Latinoamérica.

En el anuncio de la operación, la operadora española explicó en septiembre que analizaba desprenderse de una parte de sus torres en los próximos 12 meses, con opciones como la incorporación a la citada Telxius, o la venta de emplazamientos a otras compañías en alguno de los mercados donde tiene presencia. La teleco señaló también que esta cartera de 50.000 emplazamientos podría generar unos 830 millones de euros en ingresos y unos 360 millones en oibda.

En relación a CTIL, Vodafone también ha contratado a UBS con el objetivo de analizar la venta. Entre los escenarios que se manejan figura la venta de un 40% del capital a nuevo inversor, de tal forma que Vodafone y Telefónica se quedarían con otro 30% cada uno. Entre los grupos que podrían estar interesados en estos activos figuran grupos de inversión como AXA Investment Managers, Allianz Capital Partners, Digital Colony, OMERS Infrastructure, y Stonepeak Infrastructure.

CTIL daba un valor neto en libros a sus activos de propiedad, planta y equipos de 1.140 millones de libras (unos 1.277 millones de euros) al cierre del último año fiscal. La empresa registró unos ingresos de 340 millones de libras (más de 380 millones de euros) en el último año, un 3,9% menos. Las transacciones con Vodafone en situaron en 163 millones, mientras que las de Telefónica superaron los 171 millones.

Semanas atrás, Goldman Sachs señaló que estos emplazamientos podrían alcanzar una valoración potencial entre 5.700 y 8.600 millones de euros. Según el banco, la venta de estos activos proporcionaría a Telefónica un desapalancamiento entre 0,2 y 0,4 veces el ebitda.

Movimiento en Telxius

Telefónica ya dio sus primeros pasos en este segmento con la venta en 2018 a KKR de un 40% de Telxius, propietaria de 18.000 emplazamientos de la operadora, repartidos entre Europa y Latinoamérica. Meses después, la teleco vendió un casi un 10% de Telxius a Pontegadea, el vehículo inversor de Amancio Ortega, fundador de Inditex.

Normas