Renault propondrá sustituir al director general nombrado por Ghosn

La compañía se compromete ante el Rey a seguir fabricando coches en España

Renault
El Rey Felipe VI subido en un Renault Capture, que empezará a fabricarse este año en la fábrica de Renault en Valladolid. Efe

El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, va a proponer abrir el proceso de sustitución del director general de la compañía, Thierry Bolloré, que había sido elegido como "número dos" por Carlos Ghosn en febrero de 2018, unos meses antes de estallar en noviembre el escándalo que le apartó de la dirección. 

Según publica este miércoles el diario Le Figaro, Senard planteará al consejo de administración la búsqueda de un sustituto de Bolloré, lo que podría ocurrir en la reunión del próximo día 18 si cuenta con el aval del Estado francés, que es el accionista de referencia de la compañía automovilística con un 15,01% del capital. Este proceso sería una forma de pasar página de forma definitiva a la era Ghosn, actualmente en libertad bajo fianza, y cumplir así con uno de los dos principales mandatos que el Estado francés había fijado en la hoja de ruta de Senard cuando fue designado presidente en enero de 2019, en plena crisis.

Se le había encomendado mejorar la gobernanza de la compañía, así como restablecer unas buenas relaciones con sus socios de Nissan. Ghosn nombró a Bolloré como su adjunto con vistas a darle la responsabilidad ejecutiva en febrero de 2019 con ocasión de su retirada programada, pero ese ascenso se aceleró cuando él fue apartado de sus responsabilidades.

De hecho, se convirtió de forma efectiva en el "número uno" temporalmente durante la tormenta que se desató con el arresto de Ghosn en Tokio en noviembre de 2018, acusado de múltiples irregularidades al frente de Nissan. Cuando Senard llegó en enero de 2019, Bolloré pasó a ser formalmente el director general.

La compañía se compromete ante el Rey a seguir fabricando en España

El presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, manifestó este miércoles en Valladolid, ante la visita del Rey Felipe VI a la planta de producción, el “compromiso” de su grupo automovilístico de “seguir desarrollándose en España”, donde tiene fábricas en Palencia y Sevilla, además de la vallisoletana.

De los Mozos acompañó al Rey en su visita a la factoría de Valladolid, donde a final de año solo se hará el nuevo Captur, con la posibilidad de llegar a 1.300 unidades al día en dos turnos y medio de trabajo, en un recorrido en el que Felipe VI probó el prototipo del Captur híbrido enchufable, junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

Según expresó De los Mozos, las factorías de Valladolid y Palencia se encuentran “entre las más competitivas de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y han sido elegidas para la producción de alguno de sus “best seller”, como la nueva entrega del Captur.

De hecho, el presidente adelantó que la producción del nuevo Captur se realizará exclusivamente en la fábrica vallisoletana. El modelo será “el primer vehículo híbrido enchufable concebido y desarrollado por Renault” y, según De los Mozos, será además el primero de España, con una autonomía en forma eléctrica de 45 minutos.

El presidente de Renault en territorio nacional añadió que España es “uno de los pilares industriales y comerciales” del grupo, de forma que de los 4 millones de vehículos que fabrican, 480.000 salen de las factorías de Valladolid y Palencia.

Por su parte, el director de Renault España, José Antonio López, presentó al Rey los resultados de sus planes industriales en el horizonte 2010-2020, que han hecho que la producción de vehículos haya crecido el 38%; la de motores un 40,%; la de cajas de velocidades un 16%; además de un aumento de la plantilla de en torno al 38%.

Normas