Los fondos comienzan a suprimir la comisión de gestión por los tipos cero

Buy & Hold y Altair Finance solo cobrarán si tienen rentabilidad

Sala de tesorería de un gran banco.
Sala de tesorería de un gran banco.

Las gestoras de fondos de inversión están revisando su política de comisiones. Ya hay dos firmas españolas (Buy & Hold y Altair Finance) que han optado por suprimir la comisión de gestión en algunos de sus productos. Es decir, que el cliente solo pagará si los gestores logran una rentabilidad positiva. Los bajos tipos están obligando a llevara a cabo este tipo de iniciativas.

La gestora Buy & Hold fue la pionera en este formato comercial. En su fondo BH Renta Fija se comprometió a devolver todas las comisiones de gestión a aquellos inversores que permanecieran 24 meses invertidos en el fondo y no hubieran logrado una rentabilidad positiva.

“Con los tipos negativos en la deuda soberana, cada vez es más difícil lograr rentabilidades positivas para los clientes pero nos parece de justicia que, si no logramos ofrecer un rendimiento, no les cobremos. Es una garantía de nuestro compromiso”, explica Rafael Valera, gestor del fondo y consejero delegado de Buy & Hold.

La comisión de gestión es el principal cargo que se aplica a los propietarios del fondo de inversión. Fluctúa entre 0,3% en los fondos más conservadores y el 2% de los fondos que invierten en Bolsa. Los bajos tipos de interés se han provocado que en los vehículos que invierten en bonos, las comisiones se comieran prácticamente todos los rendimientos que genera el fondo.

La segunda gestora que ha optado por prescindir de la comisión de gestión es Altair Finance. “Estamos hablando con la CNMV para que nuestra comisión de gestión sea 0, y que tan solo cobremos una comisión de éxito, cuando logramos rentabilidades positivas”, explicaba en un foro sectorial Antonio Cánovas del Castillo, socio fundador y director de inversiones de Altair.

La comisión de éxito es frecuente en la industria, especialmente en los fondos de más riesgo. Lo que es excepcional es que las gestoras renuncien a la comisión de gestión y fíen sus ingresos a obtener rentabilidad para sus clientes.

Los ingresos de las gestoras de fondos por comisiones llevan varios años reduciéndose. Hasta 2015, la media era del 1%. Es decir, que si una firma gestionaba activos por 10.000 millones de euros, ingresaba 100 millones cada año en comisiones. Ahora, está por debajo del 0,8%.

En 2018, los ingresos totales por comisiones de las gestoras registradas en España ascendieron a 2.492 millones de euros, un 6% menos que el año anterior. Las dos firmas con mayores ingresos por este concepto son Santander AM y BBVA AM, con cerca de 400 millones de euros cada una.

Los bajo tipos de interés son la principal causa para explicar las caídas en las comisiones. Es difícil cobrar a un cliente cuando no se consigue un buen rendimiento para su dinero. También hay un efecto regulatorio. La llegada de la nueva legislación de productos financieros (Mifid 2, por la directiva europea que la impulsó) ha obligado al sector de fondos a ser más transparente en las comisiones que cobran y a tener que justificar mucho mejor todos los gastos que se aplican a los fondos.

Esta presión en los márgenes está provocando el inicio de un proceso de consolidación en el sector. En los últimos dos años se han producido una decena de operaciones corporativas. Las gestoras independientes, aquellas que no pertenecen a ningún grupo bancario, saben que tienen difícil su superviviencia si no consiguen un alto volumen de activos bajo gestión y están buscando alianzas con otras firmas.

Normas