Los bonos de Thomas Cook se desploman un 70% mientras las acciones están suspendidas

El gigante de viajes británico ha quebrado al no poder asegurar los 227 millones de euros que necesitaba como fondos extra para poder garantizar su supervivencia

quiebra thomas cook
Pasajeros delante de un cartel publicitario de Thomas Cook en el aeropuerto de Francfort. EFE

La deuda de Thomas Cook está sufriendo. Concretamente, los 750 millones de euros en bonos de la firma que vecen en 2022 se está desplomando un 70% hoy lunes después de que la compañía haya quebrado.

Por su parte, las acciones de Thomas Cook no cotizan después de que la FCA (la CNMV británica) haya suspendido la cotización de la compañía antes de la apertura del mercado. El pasado viernes, sus títulos encajaron otro fuerte correctivo del 22% llevando a la acción a marcar nuevos mínimos históricos. En lo que va de año, la firma ha perdido un 88% en Bolsa. 

El grupo de viajes Thomas Cook, con 178 años de historia, entró en suspensión de pagos tras haber fracasado las negociaciones de emergencia con su principal accionista y acreedores a fin de encontrar un rescate, confirmó este lunes la Autoridad de Aviación Civil (CAA).

La compañía, que emplea a 22.000 personas -9.000 en el Reino Unido- "ha cesado sus operaciones con efecto inmediato", indicó el regulador esta madrugada en un comunicado, y tiene actualmente a 150.000 turistas de ese país de vacaciones en el extranjero, a falta de ser repatriados.

La empresa no ha podido asegurar los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que necesitaba como fondos extra para garantizar su supervivencia tras una jornada completa de reuniones cruciales mantenidas en Londres.

"Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido canceladas", apuntó la CAA en la nota. El Gobierno ha dispuesto que se inicie un programa de repatriación durante las próximas dos semanas, que comenzará hoy y durará hasta el próximo 6 de octubre a fin de devolver a los turistas de este país al Reino Unido. 

Normas