Turismo

Thomas Cook apura las últimas horas de plazo para evitar la quiebra

El gobierno británico prepara un plan de contingencia para traer de vuelta a los clientes de la firma ante su posible colapso

Thomas Cook apura las últimas horas de plazo para evitar la quiebra
AFP

El touroperador británico Thomas Cook apura las últimas horas de plazo para evitar la quiebra, algo que podría confirmarse este lunes si no recibe una inyección de 225 millones de euros adicionales al rescate de más 900 que recibió en agosto. Este fue impulsado por su primer accionista, el grupo chino Fosun, que hasta ahora ha rechazado aportar más capital en la agencia de viajes más antigua del mundo.

Durante el fin de semana, los responsables de Thomas Cook han mantenido contactos con el gobierno británico y con distintas entidades financieras en busca de una solución. Las negociaciones con estas se han intensificado durante el domingo en Londres, aunque aún no hay una decisión definitiva sobre el futuro de la compañía.

Esta lanzó el sábado una llamada de auxilio al gobierno británico. Según informó la cadena pública BBC, responsables de Thomas Cook sondearon al Ejecutivo para participar en un plan de rescate financiero. Sindicatos y el partido laborista pidieron a este aportar fondos para la supervivencia de la compañía, un extremo que rechazó el ministro de asuntos exteriores, Dominic Raab, este domingo. “No intervenimos con el dinero de los contribuyentes cuando las empresas se están hundiendo, a menos que haya un buen interés nacional estratégico”.

La atención del gobierno británico se ha centrado en las últimas horas en garantizar que los clientes de Thomas Cook que están de vacaciones, unos 600.000 según la agencia Reuters, no se queden bloqueados en sus destinos y puedan regresar al país en el caso de que la compañía turística colapse.

El gobierno y el regulador de la aviación en el país han diseñado un plan para que otras aerolíneas puedan acoger a los clientes si estos llegan a necesitarlo. Según las fuentes consultadas por Reuters, este plan tendría un coste de 600 millones de libras. La aerolínea Condor, del grupo Thomas Cook, ha explicado en un comunicado que “las negociaciones son complejas y siguen su curso. Los vuelos de Condor están siendo operados de forma normal”. Durante el fin de semana han trascendido casos de turistas retenidos en un hotel de Túnez hasta comprobar que habían efectuado todos los pagos.

Normas
Entra en El País para participar