Primeras consecuencias de la guerra comercial: restará dos décimas al PIB de la zona euro

El Banco de España destaca que la tensión generada por los aranceles esta afectando de "manera significativa" a la actividad económica mundial.

Productos estadounidenses en un supermercado chino.
Productos estadounidenses en un supermercado chino.

Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China parecen estar afectando de manera significativa a la actividad económica mundial. Con esta afirmación arranca el ultimo análisis sobre el aumento del proteccionismo en el ámbito interancional y sus repercusiones elaborado por el Banco de España.

Este avance de un análisis más amplio que se incluirá en el Informe de la economía española del tercer trimestre, estima que el aumento de los aranceles provocará una “retracción significativa” de la actividad en Estados Unidos, China y también en el área del euro. Esto dará lugar a una reducción del PIB mundial del 0,25% en términos acumulados entre 2019 y 2021, según los cálculos de los técnicos del Banco de España.

Este recorte será el efecto de caídas de PIB del 0,26% en Estados Unidos y del 0,38% en China. Mientras que en el caso de la zona euro, “su elevado grado de apertura comercial, que la hace más vulnerable a la caída de la actividad mundial”, la contracción de su PIB será del 0,2% en el periodo citado.

¿Cómo ha llegado el Banco de España a esta conclusión? Los expertos de este organismo admiten que “resulta complejo estimar de forma precisa el impacto específico que las distintas oleadas de aumentos de aranceles pueden haber tenido sobre la actividad económica mundial”. Esta dificultad radica, entre otras cosas, porque la mayoría de acciones anunciadas han comenzado a aplicarse en mayo y septiembre o entrarán en vigor en octubre y diciembre.

Por ello, han realizado un ejercicio de simulación macroeconómico sobre dos escenarios. El primero, analiza los efectos directos y reales sobre la actividad por los cambios en el comercio bilateral entre los dos países y los efectos de segunda ronda globales por la reducción de la demanda mundial. El resultado de esta simulación de efectos directos son los recortes de PIB citados. El segundo de los escenarios simulados analiza los efectos de la pérdida de confianza por esta tensión arancelaria. Si bien, más allá del impacto directo derivado del aumento de las primas de riesgo, creen que “la incidencia de la guerra comercial sobre la incertidumbre resulta difícil de calibrar”.

Aunque dichas simulaciones podrían variar porque no tienen en cuenta ni la reacción expansiva de las políticas monetarias ni posibles cambios en las cadenas de producción.

Normas