Noruega: carreteras y miradores al borde de lo increíble

Una red de 18 rutas panorámicas de asfalto atraviesa el país nórdico

Pasarela del mirador de Utsikten en la carretera de Gaularfjellet. Ver fotogalería
Pasarela del mirador de Utsikten en la carretera de Gaularfjellet.

A veces, la naturaleza desafía al hombre con paisajes inverosímiles, a veces el hombre planta cara a su entorno tendiendo puentes y lenguas de asfalto al filo de lo imposible. Son las Carreteras Panorámicas de Noruega, 18 rutas que cruzan el país en las que naturaleza, diseño y arquitectura de vanguardia se funden para emocionar al viajero. Al final del camino de alquitrán casi siempre encontrará, integrado en el medio ambiente, un mirador de vértigo para deleite de los sentidos.

Más de 2.000 km para los amantes del volante y las sorpresas. No tema quedarse tirado porque en esta magnífica obra de ingeniería en la que se han invertido dos décadas y millones de euros nada se ha dejado a la improvisación. En el camino encontrará aéreas de descanso y recreativas, zonas de restauración, aparcamientos y lugares de observación con las mejores vistas.

Elija ruta, prepárela con mimo y emprenda viaje –mejor al final de la primavera y verano, cuando el clima es más benigno, aunque en Noruega no está de más echar ropa de abrigo en cualquier estación–. Nuestro recorrido nos llevará desde la preciosa Bergen, la puerta de entrada a los fiordos –merece la pena dedicarle un par de días–, hasta Molde, la ciudad de las rosas, rodeada de fiordos, montañas, pequeños islotes y archipiélagos. Sobre uno de ellos y enlazando isla tras isla se extiende milagrosamente la carretera del Atlántico. No podrá dejar de hacer fotos.

El fiordo más fotografiado de Noruega, Geiranger.
El fiordo más fotografiado de Noruega, Geiranger.

Ni en esta ni durante los 500 km que separan el principio y fin de nuestro itinerario –una semana–.

Nuestra primera etapa es Balestrand, tres horas en coche al noroeste de Bergen, con parada obligada en Vik para ver la iglesia de madera de Hopperstad. Una de las más antigua de Noruega, construida en 1130 y restaurada en 1880. Si tiene tiempo, pase un rato en el elegante e histórico hotel Kviknes, para tomar algo y disfrutar de las vistas del Sognefjord. El hotel alberga una importante colección de pintura y antigüedades.

De curva en curva por la carretera de Gaularjellet llegaremos hasta el maravilloso mirador de Utsikten. Pásmese con el paisaje y la construcción. En el camino haga una pausa para contemplar la cascada de Likholefossen, para luego llegar a Førde, en el valle Olden. En el trayecto invertiremos poco más de dos horas y haremos noche.

Por la mañana, adéntrese en el Parque Nacional de Jostedalsbreen para contemplar el poderoso glaciar de Briksdalsbreen, el más grande de Europa. El recorrido lo puede hacer a pie entre senderos bien señalizados o en los llamados trolls cars. Descubra impresionantes paisajes plagados de montañas de nieves perpetuas, cascadas de tramos congelados y una singular vegetación.

La serpenteante carretera de los Trolls.
La serpenteante carretera de los Trolls.

Rozando las nubes

Cuando uno visita Noruega intuye una orografía complicada y un país que crece en vertical, colgado de sus fiordos y montañas. Los teleféricos proliferan aquí y allá, transportando montaña arriba, montaña abajo a locales y extranjeros con paradas como si fueran empinados autobuses y dejando entrever paisajes de vértigo.

Nuestra siguiente parada (a 45 minutos de distancia) nos conducirá al cielo en el Loen Skylift. Un espectacular teleférico que en cinco minutos nos lleva desde la orilla del fiordo hasta 1.000 m de altura en la cima de las montañas. Una vez más, disfrute de las vistas, si ha logrado recuperar la respiración. Más adelante, el mirador de Dalsnibba, a 1.500 m de altura, no le dará tregua, ni tampoco el siguiente, Flydalsjuvet, que encontrará en el camino antes de llegar –dos horas de trayecto– al enésimo punto fuerte de la ruta: Geiranger. Arrinconado entre montañas, es uno de los fiordos más fotografiados y también uno de los más famosos del país, en parte gracias a la película La ola. Descubra por qué y embárquese en un minicrucero para contemplarlo en todo su esplendor desde el mar.

Al día siguiente emprendemos viaje hasta la Trollstigen Scenic Road (carretera de los Trolls), un entramado de pasarelas que captarán su atención. En Andalsnes, la capital de las montañas, le espera el sorprendente Museo Norsk Tindesenter, dedicado, cómo no, al montañismo.

Nuestra ruta termina en Molde, con los bucólicos pueblos pesqueros de Bud y Haholmen, construido en una isla y habilitado como alojamiento hotelero. La carretera del Atlántico, más de 8 km de asfalto, que enlaza islotes entre puentes y viaductos imposibles, le dejará con ganas de más rutas panorámicas.

Pistas de viaje

Cuándo ir. Al final de la primavera y verano.

Cómo ir. La low cost Norwegian Air cubre una amplia red de destinos en Noruega. Vuelo Madrid - Bergen desde 234 euros, ida y vuelta en Norwegian.com.

Dónde dormir. En Bergen, Hotel Magic Hotel Korskirten. Céntrico, práctico y funcional aunque las habitaciones son un poco pequeñas, En Forde, Scandik Sunnfjord Hotel &Spa . Moderno, céntrico y bufé con una amplia variedad de platos locales. En Geiranger, Hotel Geiranger magnífica ubicación a los pies del fiordo. Fue uno de los escenarios de la película La ola. En Andalsnes, Grand Hotel Bellevue  con vistas panorámicas al fiordo Romsdals, en su restaurante encontrará cocina típica noruega. En Molde, Thon Hotel Moldefjord, urbano, muy bien ubicado y al lado del puerto de Storkaia.

Dónde comer. En casi todos los restaurantes del país, encontrará una amplia carta de pescados con el salmón, la trucha salvaje y el bacalao como estrellas ­y también de pescados ahumados­. Todos fresquísimos y de gran calidad. Algunas sugerencias: En Bergen, Bryggen Trakteursted, ubicado en una casa de madera, platos local. Destacamos el restaurante del hotel Kviknes por su cocina, ambiente y vistas. Briksdalsbre Mountain Lodge un típico restaurante de montaña cerca del glaciar del mismo nombre y dentro del parque natural de Jostedalsbreen. Trollstigen Gjestegar en la carreta de los Trolls para hacer un alto y reponer fuerzas.

Direcciones de interés. Sobre Noruega Visist, Norway. Sobre los Fiordos, Fjord Norway. Carreteras Panorámicas . Embajada de Noruega.

Normas