CaixaBank pacta con clientes en casos aislados de hipotecas IRPH que estaban en el Supremo

Los afectados firmaron cláusulas de confidencialidad para no hacer públicos los acuerdos

Oficina de CaixaBank en una imagen de archivo.
Oficina de CaixaBank en una imagen de archivo. Reuters

En los últimos meses, CaixaBank ha firmado varios acuerdos confidenciales para compensar a clientes que habían demandado a la entidad por el IRPH de las hipotecas comercializadas y que habían llevado sus casos hasta el Tribunal Supremo. Los jueces no han tenido que dictar sentencia sino que han homologado los acuerdos en diversos autos a los que ha tenido acceso CincoDías. Fuentes del banco señalan que esos acuerdos responden a razones comerciales, se analizan caso a caso y no responden a una política de evitar que el Supremo se pronuncie sobre el IRPH.

Las citadas fuentes explican que los acuerdos afectan a menos del 5% de los casos que han llegado al Supremo por IRPH y que también hay acuerdos en otros litigios, siempre por motivos comerciales para buscar una solución amistosa y mantener al cliente.

En los autos, el último fechado a 10 de septiembre, se detalla que la entidad renegoció el tipo del IRPH y lo sustituyó por un tipo fijo o por uno variable ligado al euríbor y además compensó a los clientes con una suma de dinero (en uno de los casos 13.657 euros; en el segundo 17.456 euros; y el tercero 4.406 euros) en concepto de “diferencia de intereses del crédito hipotecario”.

Los clientes están obligados a mantener en secreto los acuerdos, según una de las cláusulas: "Las partes reconocen expresamente el carácter confidencial del acuerdo y se comprometen a no revelar su existencia a ningún tercero, obligándose a no utilizarlo, difundirlo, divulgarlo o dar copia del mismo a terceros, excepto cuando sea requerido por el auditor de Caixabank por parte de las entidades reguladoras o por cualquier otra autoridad judicial o administrativa con interés legítimo y autoridad legal. El incumplimiento de esta cláusula de confidencialidad dará lugar al inicio de acciones de responsabilidad por los daños y perjuicios que dicho incumplimiento pudiera ocasionar, así como a la resolución automática del presente acuerdo", dice la cláusula. Fuentes de la entidad señalan que el requisito de confidencialidad obedece a una razón de formalidad en el estilo a la hora de redactar el documento y que se trata de algo habitual en este tipo de acuerdos.El contenido de los acuerdos se ha conocido al hacerlos públicos el Supremo.

En todo caso, los acuerdos dejan claro que no implican reconocimiento de culpa: “El presente acuerdo se lleva a cabo con la intención de poner fin a un procedimiento judicial sin que suponga admisión alguna de responsabilidad por CaixaBank ni el reconocimiento de los hechos descritos en la demanda”, se dice en ellos. En realidad, CaixaBank había ganado en las primeras instancias y eran los clientes los que recurrían al Supremo, pese a lo cual el banco ha preferido indemnizar a los clientes que esperar a la sentencia.

Estos acuerdos son previos a la opinión del abogado general de la UE ante la consulta prejudicial presentada ante el Tribunal de Justicia de la UE acerca de la utilización del índice IRPH para las hipotecas.

En el pacto que acaba de publicar el Supremo, se trataba de una hipoteca de 88.000 euros a 40 años firmada en 2008. La hipoteca se firmó al índice IRPH cajas más un diferencial de 1,5 puntos. Caixabank aceptó sustituir ese tipo por un tipo fijo del 2,25%, indemnizar al cliente con 4.406,74 euros y asumir los costes notariales y registrales de la novación de la hipoteca. En los otros dos acuerdos que ha publicado el Supremo antes del verano, CaixaBank se compromete a sustituir el IRPH por el euríbor en uno de ellos y por el euríbor más un diferencial de 0,90 puntos en otro.

CaixaBank “analiza caso a caso cada una de las demandas que recibe en cualquier materia, no solo IRPH, también en swaps o depósitos y si existe la posibilidad de llegar a un acuerdo, estamos interesados en mantener a los clientes y los contratos”, señala la entidad.

Normas