Comercio

China excluye dos nuevos aranceles a la soja y a la carne de cerdo de EEUU

Nuevo gesto de distensión en el contexto de la guerra comercial

Imagen del puerto de Oakland, California.
Imagen del puerto de Oakland, California. AFP

En un intento más de relajar tensiones entre China y Estados Unidos, la Comisión de Aranceles Aduaneros china ha anunciado hoy que excluirá algunos productos agrícolas como la soja y la carne de cerdo de los aranceles adicionales a productos estadounidenses.

El pasado miércoles China anunció que posponía un año -hasta septiembre de 2020- la aplicación de aranceles a 16 productos estadounidenses, cuyos gravámenes estaba previsto que entraran en vigor el próximo martes. El hecho de añadir productos agrícolas es un nuevo gesto de distensión, y significativo en la medida en que la compra china de productos agropecuarios estadounidenses es una de las prioridades de Donald Trump, parte de cuya base electoral es rural.

Entre los bienes afectados por el retraso del arancel del 25% previsto para entrar en vigor el 17 de septiembre estaban productos menores como el alimento para peces o materias primas necesarias para la manufactura de medicamentos contra el cáncer, una lista que ha quedado hoy ampliada a productos clave en el comercio entre las dos potencias.

Tanto Trump como Xi Jinping, presidentes de EE UU y China respectivamente, han intentado rebajar las tensiones en las últimas semanas por miedo a un enfriamiento de sus economías. Estados Unidos decidió posponer una subida en las tarifas de varios productos chinos hasta mediados de octubre. Además, China está sufriendo una escasez de carne de cerdo que ha impulsado los precios, lo que ha obligado a racionar las ventas en algunas áreas del país. 

"Se espera que EE UU mantenga buenas intenciones recíprocas con China a través de acciones prácticas", ha comentado en un tuit Hu Xijin, jefe editor del periódico chino Global Times, momentos antes de que se conociese la decisión. 

La administración Trump discute una oferta de acuerdo limitado a China que pueda posponer e incluso eliminar algunas de las tarifas estadounidenses. Hipotéticamente y como contrapartida, China deberá respetar la propiedad intelectual estadounidense (una demanda que el presidente Trump exige desde hace semanas) y las compras agrícolas, ha señalado Bloomberg.

China ha comprado un millón de toneladas de cerdo solo este año, de las que 87.771 fueron importadas de Estados Unidos, de acuerdo con datos aduaneros de China. Un informe de Citigroup del 12 de septiembre asegura que aunque las compras chinas se triplicasen, las importaciones supondrían solo el 6,6% de la demanda interna. 

Normas