Juego

Codere pierde 8,5 millones por Argentina y la norma contable

La empresa de juego eleva el Ebitda y recorta los números rojos en un 78%

Imagen de una casa de apuestas de Codere.
Imagen de una casa de apuestas de Codere.

El grupo de juego Codere ha perdido 8,5 millones en la primera mitad del año, cifra que está un 78% por debajo de las pérdidas registradas en 2018. La empresa ha mejorado su resultado de explotación, a pesar de que la fuerte depreciación del peso ha castigado el resultado en Argentina.

Precisamente a causa de la depreciación del peso, los ingresos han caído el 6,2% hasta los 712 millones de euros. La facturación en Argentina, de hecho, se ha desplomado en 71,9 millones de euros, pero se ha visto compensada con crecimients en otros mercados. En cualquier caso, Codere también se ha beneficiado de los menores costes, traducidos en euros, de sus operaciones en el país. Así, el Ebitda ha subido a 74 millones de euros dsde los 72,8 del año pasado, incluyendo un impacto de 3,9 millones por la hiperinflación argentina.

Argentina ha pasado de suponer 131 millones de euros del EEbitda ajustado en 2016 (casi el 50% del consolidado), a alrededor de 65 millones esperados en 2019 (menos del 25%), mientras que el resto unidades de negocio han pasado en este periodo de aportar 121 millones de euros a 220 aproximadamente. Por otro lado, la apreciación del dólar frente al euro ha beneficiado a Codere, al reducirse las pérdidas derivadas de los tipos de cambio: han pasdo de 22,5 millones el año pasado a 1,5 mllones este año.

La empresa ha indicado que, sin la aplicación de las nuevas normas contables NIIF 16, el resultado neto habría sido positivo en 7,6 millones. De cara al conjunto de 2019, baraja un Ebitda ajustado, y sin tener en cuenta el impacto contable, de entre 280 y 290 millones de euros. 

La empresa de juego ha visto esta semana cómo la agencia Moody’s rebajaba su calificación crediticia un escalón, de B2 a B3, un día después de que Standard & Poor’s (S&P) pusiera en vigilancia las calificaciones ante las dudas para refinanciar los 775 millones en bonos que vencen en noviembre de 2021, en medio de los problemas que se suceden en Argentina. La empresa confía en cerrar la refinanciación antes de marzo.

Normas