Juego

Los Martínez-Sampedro entregan a la CNMV las pruebas contra los dueños de Codere

Se trata de documentación recogida en EE UU que demostraría que existe un pacto de accionistas entre los fondos propietarios

José Antonio Martínez Sampedro, fundador de Codere, en una imagen de archivo.
José Antonio Martínez Sampedro, fundador de Codere, en una imagen de archivo.

Los hermanos José Antonio y Luis Javier Martínez-Sampedro, fundadores de la empresa de juego Codere y todavía propietarios del 18% de su capital, han conseguido el visto bueno de un juez del estado de Connecticut (Estados Unidos) para sumar a la denuncia que mantienen en la CNMV las pruebas recogidas en el discovery, el procedimiento judicial que iniciaron en EE UU y que incluiría pruebas como correos electrónicos que demostrarían, según su versión, que existió un pacto de accionistas para apartarlos del consejo de Codere. 

Los Martínez-Sampedro denunciaron ante el supervisor de los mercados en febrero pasado, y la CNMV lo admitió a trámite un mes después. Desde entonces, esta analiza los hechos denunciados: que Silver Point tiene el control efectivo del consejo y de la gestión de Codere con apenas el 23% de las acciones gracias a, según su denuncia, un pacto de concentración con los fondos Abrams y Contrarian, quienes suman más del 18% de los títulos de la compañía. A su juicio, esto vulneraría la ley de opas, y Silver Point estaría obligado a lanzar una oferta por el 100% de los títulos de Codere.

El año pasado, los fundadores del grupo de juego iniciaron un proceso judicial en EE UU contra Silver Point en el tribunal del Estado de Connecticut, donde este fondo tiene su sede. También se dirige a Contrarian, Norman Sorensen y David Reganato, consejero designado por Silver Point en Codere, y según los denunciantes, quien controla de facto el día a día de la empresa. El proceso incluye un discovery, un procedimiento que obliga a un sujeto residente en EE UU a aportar todos los documentos e información relevantes requeridos por el tribunal en el litigio bajo investigación.

Esa documentación es la que ahora han aportado a la denuncia en la CNMV. Según explicó José Antonio Martínez-Sampedro a CincoDías, la misma revela "de forma fehaciente" cómo las partes denunciadas actúan de forma conjunta para controlar Codere y aislar a los Martínez Sampedro, con "cartas, comunicaciones y correos"

"La familia Martínez-Sampedro ha entregado a la CNMV una ampliación de su denuncia preliminar, con nuevos documentos acreditativos de la concertación para que en el ejercicio de las funciones de supervisión que la ley le atribuye, actúe de acuerdo con lo prescrito por la legislación vigente", han comunicado hoy. 

Según explican, es la primera vez que un discovery sirve de prueba en un litigio abierto ante la CNMV entre accionistas de una compañía.

Fuera del consejo

Los Martínez-Sampedro salieron del consejo de administración de Codere a finales de junio, cuando la junta de accionistas rechazó emprender una acción social de responsabilidad contra su presidente Norman Sorensen. Los fundadores impulsaron esta medida acusando a Sorensen de gestionar la compañía “sin neutralidad y siempre en beneficio de un accionista y en perjuicio de todos los demás". Tanto José Antonio como Luis Javier Martínez-Sampedro, que en enero de 2018 también fueron apartados de sus funciones ejecutivas, cumplieron su mandato como consejeros y fueron sustituidos por Alberto Manzanares y Fernando Sempere.

Normas