El reinado de Inditex lleva consigo un nivel de exigencia mayor

Puede que los inversores estén siendo demasiado duros en su valoración

resultados de inditex
Tienda de Zara en Viña del Mar (Chile).

La vida puede resultar difícil para los que logran más de la cuenta. Inditex ha anunciado hoy un fuerte crecimiento de sus ingresos en el primer semestre, contrarrestando la tendencia de un sector afectado por la competencia de los perturbadores operadores online. Sin embargo, las acciones de la propietaria de Zara y Bershka han llegado a caer un 4%. El coste de hacer crecer las ventas puede tener la culpa.

La compañía de 89.000 millones de euros dice que las ventas en superficie comparable crecieron un 5% en el semestre terminado el 31 de julio, en comparación con el mismo periodo del año anterior, y subieron en todos los conceptos y en todas las geografías, tanto en tiendas como en internet. Inditex espera un crecimiento de este apartado del 4%-6% en el ejercicio completo.

Las ventas netas en moneda local crecieron un 7%, hasta los 12.800 millones de euros, superando a su rival sueco H&M, cuyas ventas netas del semestre crecieron un 5%. Y el margen de explotación de Inditex fue del 15,9% en la primera mitad del año, frente al 14,8% del mismo periodo de 2018.

Sin embargo, el panorama es menos prometedor al analizar la evolución trimestral. Los resultados publicados ayer implican que el margen operativo de la compañía cayó hasta el 15,4% en el segundo trimestre desde el 16,5% registrado en los tres meses anteriores.

Esta es una razón válida para que los inversores se preocupen por el coste de impulsar la línea superior. Pero pueden estar siendo demasiado duros en cuanto a cómo valoran la compañía en comparación con su rival H&M, que está atravesando por una muy necesaria reorganización. Inditex cotiza en torno a 22,6 veces sus beneficios esperados para los próximos 12 meses, frente al múltiplo de 25 veces de su par sueco, según las estimaciones de Refinitiv.

La empresa española probablemente merezca un poco más de crédito. Se está centrando en una rápida implantación de las compras online en todo el mundo y su objetivo es entregar sus productos en todo el mundo a finales de 2020.

En mayo nombró a Carlos Crespo como nuevo consejero delegado, después de dividir en dos el cargo de presidente: una medida vista como parte del esfuerzo del minorista para integrar las ventas en línea con su red de tiendas, centrándose en las grandes tiendas donde los clientes podrían probar artículos para comprarlos más tarde por la web. Una vez que estos trabajos den sus frutos, Crespo podría estar en disposición de superar el alto listón con el que se juzga a su empresa.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas