Fútbol

El Barcelona puede gastar 30 millones más que el Real Madrid en su plantilla

El club catalán cuenta con un tope de gasto de 671 millones para esta temporada

El Barcelona puede gastar 30 millones más que el Real Madrid en su plantilla

LaLiga, la patronal de los equipos de fútbol de primera y segunda división, ha dado a conocer hoy los límites que estos clubes tienen para la temporada que acaba de comenzar en la confección de sus plantillas deportivas.

El FC Barcelona vuelve a ser el equipo que cuenta con una mayor cantidad para destinar a estos costes, con 671 millones de euros, 30 millones más que el siguiente, el Real Madrid. El Atlético de Madrid es el tercero, con 348 millones, mientras que el que menos tiene es el Mallorca, recién ascendido, con 30 millones. El conjunto de los 20 equipos de la primera división cuenta con un límite de 2.939 millones, un 8% más.

Este límite, según lo define LaLiga, "es el importe máximo que cada club puede consumir durante la temporada". Es decir, lo máximo que puede permitirse un equipo según el estado de sus finanzas para pagar a sus jugadores profesionales, pero no solo eso: también al primer y segundo entrenador y al preparador físico de la primera plantilla; el gasto en filiales y cantera; y otras secciones deportivas que pueda tener un club. Aquí se incluyen sueldos fijos y sus variables, las cotizaciones a la Seguridad Social, primas colectivas por objetivos, amortizaciones de fichajes de otras temporadas, y gasto en traspasos. 

Este límite lo pone la propia Liga, con información que les remiten los equipos antes de que acabe cada temporada, alrededor del mes de abril. En esencia, se obtiene de restarle a los ingresos esperados los costes estructurales de cada equipo. En el lado de la facturación, entran los ingresos televisivos o patrocinios, las fuentes principales, y también los beneficios por traspasos. Dado que en abril los equipos no conocen cuál será su saldo en el mercado de fichajes, La Liga fija una media en base a los últimos tres años. Si durante el verano, los equipos ganan más que esa media, pueden usar ese superávit para incrementar su límite salarial. Si no lo supera, se reduce.

También deben proporcionar su estimación de costes estructurales. Para hacerlo de cara a la temporada 2019-2020, se han tomado como referencia los datos de las temporadas 2016/2017 y 2017/2018, además de los del primer semestre de la 2018/2019. Después, técnicos de LaLiga validan la información. Con todo ello, el límite final resulta de restarle a los ingresos previstos el gasto de estructura. Si se trata de un club con un convenio de acreedores en curso, también se restan las deudas pendientes.

A partir de ahí, el límite es susceptible de modificarse, al alza y a la baja, en cada momento. Si se anuncia un nuevo acuerdo de patrocinio, si se lleva a cabo una ampliación de capital o si entra un nuevo propietario en un club. 

Normas