Dan Loeb podría dar a las Ray-Ban una nueva forma de ver las cosas

Ha comenzado a acumular una importante participación en EssilorLuxottica, que sigue sin CEO

Gafas de sol Ray-Ban, de EssilorLuxottica.
Gafas de sol Ray-Ban, de EssilorLuxottica.

El inversor Dan Loeb ha comenzado a acumular una importante participación en EssilorLuxottica, fabricante de Ray-Ban, que sigue sin CEO. Mirar las cosas con un nuevo prisma ayudaría.

La llegada de Loeb, cuyo hedge fund activista Third Point ejerce presión en firma como Nestlé y Sony, llega en un momento crucial para EssilorLuxottica. La fusión en 2017 del fabricante de lentes Essilor y el de monturas Luxottica se convirtió rápidamente en una desagradable lucha de poder entre el presidente ejecutivo Leonardo Del Vecchio, que posee un 32%, y el vicepresidente ejecutivo Hubert Sagnieres, ex jefe de Essilor.

Sus disputas irritaron a los inversores, entre ellos Fidelity, Legal & General y Baillie Gifford, a quienes se prometió hasta 600 millones anuales en ahorros e ingresos adicionales. Para sofocar una revuelta, en mayo los jefes declararon una tregua, seguida de un plan para comprar el minorista Grand Vision por 8.000 millones. Desde entonces, la acción de EssilorLuxottica ha repuntado un 30%. La gobernanza no está resuelta, empero. El consejo sigue dividido equitativamente, sin que exista una forma obvia de romper el bloqueo. Los planes para fichar a un CEO también se han estancado. Del Vecchio, autor de la operación Grand Vision, llegó a decir hace unas semanas que la nueva compra demuestra que no hay necesidad real de ocupar el puesto.

Los motivos de Loeb se desconocen. La acción de EssilorLuxottica se ha disparado últimamente. El accionista mayoritario de Grand Vision respalda el acuerdo. Loeb se ha perdido además la oportunidad de influir en la junta de accionistas de mayo, cuando un esfuerzo por añadir consejeros independientes fue derrotado por un estrecho margen.

Los 16 consejeros no volverán a ser votados hasta 2021, pero Loeb podría en teoría renovar el impulso para añadir gente de fuera. Podría tener en mente a un candidato a CEO. E incluso después de la reciente subida del valor de mercado, la empresa ampliada solo vale más o menos lo mismo que cuando empezó a cotizar el pasado octubre. No es de extrañar que EssilorLuxottica haya llamado la atención de un activista.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas